Vuelven las tasas a los veladores de Alcañiz

PROPUESTA DE ORDENANZAS FISCALES 2022 DEL AYUNTAMIENTO DE ALCAÑIZ, CON EQUIPARACIÓN DE IBI DE URBANA Y RÚSTICA AL TIPO DEL 0.7.

El equipo de Gobierno presenta las Ordenanzas del próximo año, que incluyen, entre otras medidas, volver a los niveles de 2020 en Recogida de Basuras y Veladores.

Alcañiz, 22 de octubre de 2021.- El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alcañiz ha presentado a la Comisión Informativa de Hacienda y Cuentas su propuesta de Ordenanzas Fiscales del consistorio para 2022, que incluye como novedad destacada la equiparación a un tipo único del 0.7 del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), tanto para los de naturaleza Urbana como para los de Rústica, descendiendo estos últimos desde el 0.8 vigente en 2021. Además, la propuesta de medidas impositivas municipales del próximo ejercicio devuelve a los niveles de 2020 las tasas de recogida de basuras y de veladores para determinadas actividades económicas, adaptándolas a la nueva situación de práctica superación de la pandemia.

Los detalles de las Ordenanzas Fiscales de 2022 del Ayuntamiento de Alcañiz los presentó ayer en rueda de prensa su concejal delegado de Hacienda y Cuentas, Javier Baigorri, quien explicó profusamente todas las modificaciones previstas. Entre las novedades, Baigorri destacó «la bajada del IBI de naturaleza Rústica del 0.8 al 0.7, que cumple así el compromiso de este equipo de gobierno, desde nuestro primer presupuesto en 2020, de equiparar en tres años ambos tipos de Impuesto de Bienes Inmuebles; en 2021 ya bajamos el tipo del IBI rústico del 0.9 al 0.8, y para 2022 lo bajamos al 0.7 y lo equiparamos al IBI urbano». Además, el delegado municipal de Hacienda y Cuentas citó «el regreso de las tasas de recogida de basuras y de veladores a niveles de 2020; este 2021 habíamos introducido unas exenciones para ayudar a determinadas actividades económicas a causa de la pandemia, pero ahora volvemos a la necesaria normalidad anterior. porque entendemos que la situación habrá mejorado notablemente para 2022».

Asimismo, Javier Baigorri detalló en la rueda de prensa de ayer otras modificaciones en la propuesta de Ordenanzas Fiscales de 2022 respecto a las actuales, que incluyen:

– Bonificaciones en impuesto de plusvalías, se amplía del 80 % al 95 % de bonificación (tope legal) por plusvalía en transmisiones de viviendas por muerte, de los ascendientes en favor de los descendientes.

– Un incremento de la tasa de recogida de animales muertos, que pasa de 6,07 € a 30 € por animal, aumento que el concejal de Hacienda justificó «para equiparar la tasa al coste del servicio y también porque, por su anterior bajo gravamen, nos venimos encontrando con que nos vienen desde poblaciones de otras comunidades autónomas limítrofes a sacrificar aquí a sus animales, incluso con fines lucrativos como pueden ser clínicas veterinarias».

– La modificación del epígrafe 4 de la Tasa de Expedición de Documentos, en el sentido de disponer cuotas fijas según la actividad en vez del actual sistema de gravamen por porcentaje según importe de proyecto, algo que, según Baigorri, «permite ahorrar tiempo a los titulares de las actividades en la gestión de la tasa y permite al Ayuntamiento ahorrar tiempo en verificar su cuantía; hay un doble ahorro por ambas partes».

– Una nueva tasa de 13 € por semestre por cada mesa de cuatro instalada en terrenos privados de uso público con fin lucrativo (es una modificación de la tasa de veladores, que hasta ahora sólo se aplicaba en terrenos públicos y ahora se amplía a terrenos privados de uso público, dado que el uso es análogo y, con él, debe serlo el objeto impositivo).

– Derechos de examen, que pasan a 25 € para examen normal y de 35 € para plazas de Policía Local.

– Tarifas de transporte urbano de viajeros, que salvo el billete ordinario, aumentan en sus abonos debido «al importante esfuerzo que está haciendo el Ayuntamiento en la adquisición de nuevos autobuses por renting», según el concejal de Hacienda. Así, el abono de 25 viajes pasa de 6,25 € a 8,50 €, el mensual, de 15 € a 16 €, y el anual, de 151,65 € a 160 €. El billete más usado es el de 25 viajes con bonificación, que ahora tiene un coste de 0,12 por trayecto y ahora pasa a 0,17 por trayecto, «un precio que sigue sigue siendo muy barato2, según Baigorri.

– Derogación del precio público por uso del Centro Joven, una Ordenanza que no tenía sentido mantener porque no se aplicaba desde que se externalizó el servicio de dicho centro en 2015.

Deja un comentario