VOX plantea un plan de choque con reducción de impuestos indirectos, tasas y gastos

Para aplicarlo en la administración autonómica y lo defiende en el Pleno de las Cortes.

En el Pleno de las Cortes se ha hablado de  la complicada situación por la que están pasando casi la totalidad de los aragoneses y españoles. Los sectores económicos: trabajadores, empresarios, autónomos…

«La realidad actual es que se observa un malestar creciente de todos y en todos sitios» ha señalado el diputado de VOX David Arranz.

Este malestar se ha plasmado en las huelgas que se vienen produciendo desde hace días. En las manifestaciones realizadas a lo largo del pasado fin de semana. Y en las que VOX y el sindicato Solidaridad formaron parte de manera activa.

«Porque estuvimos en esas manifestaciones. Porque escuchamos las justas reclamaciones, temores e incertidumbres de la gente del campo. Que son además los mismos problemas y angustias que los que tienen autónomos de un comercio o un restaurante» ha subrayado Arranz.

Más sentido que nunca

«Todos entendemos que estamos viviendo una situación excepcional, con unos incrementos de precios como hacia muchas décadas que no vivíamos», ha reiterado el diputado de VOX.

Y para VOX no es de recibo que las arcas públicas estén recaudando impuestos indirectos al consumo. Como el IVA, con un incremento de 3.000 a 3.500 Millones de Euros, generado por la subida de precios en productos básicos, que el consumidor no puede dejar de consumir.

«Se está generando una desafección total entre el Gobierno, la clase política, los sindicatos de clase y los trabajadores y familias», ha señalado Arranz. VOX no entiende que, en esta situación, desde el Gobierno del señor Lambán, no se haya planteado absolutamente nada, porque el problema no es nuevo.

«VOX plantea en esta iniciativa que el mayor comisionista que es Hacienda, que está recaudando a manos llenas con la subida de los precios, lo haga mucho menos. Es decir, que se plantee de forma urgente al Gobierno de España una bajada significativa del IVA de todos los bienes y servicios básicos, proporcional al incremento de la inflación».

«VOX también propone, que el Gobierno de Aragón haga algo. Que elabore un plan de choque de reducción de impuestos y costes y tasas de los servicios públicos que son de su competencia».

«Y para que ello sea creíble, y las cuentas cuadren, le pedimos además en esta iniciativa, que el Gobierno del señor Lambán se ajuste el cinturón. Como se lo están ajustando las familias aragonesas. Y que se reduzca significativamente  el gasto institucional superfluo y se suprima todo gasto público ineficaz. Hablamos de reducir Consejerías, decenas de asesores, Direcciones Generales con escaso contenido, Observatorios, Academias de la lengua y demás chiringuitos de diversa índole» ha defendido David Arranz.

Deja un comentario