Una española al mando del imperio en Autun, Francia

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

La directora de la Fundación Bodas de Isabel (Teruel), en su calidad de presidenta de la Confederación Europea de Fiestas y Manifestaciones Históricas, Raquel Esteban, ha asistido este fin de semana a las celebraciones del Augustodunum, donde ha sido recibida como invitada de Honor por el Presidente a la Federación Francesa de Espectáculos Históricos, Bernard Humbert y el presidente de la organización del Festival de Autun, Michael Guijo.

La Hispania romana dio tres emperadores al mundo de muy ilustre memoria: Adriano, Trajano y Teodosio, y más de dos mil años después, en la España actual, se recrea y celebra nuestra historia romana en pueblos y ciudades tematizando el verano como son la Hispania del Arde Lucus, de Astorga, las magníficas recreaciones de Cartago Nova (Cartagena) y Corrales de Buelna (Cantabria). Todas estas manifestaciones históricas tienen en Raquel Esteban, una gran representante por su posicionamiento dentro del mundo recreacionista europeo empujado, además, por su carácter de mujer y emprendedora de “armas tomar” que le ha llevado a ostentar la presidencia de la Confederación Europea de Recreaciones Históricas desde octubre de 2017.

En el ejercicio de esta presidencia, Raquel Esteban, directora de la Fundación  Bodas de Isabel y vicepresidenta de la Asociación Española de Fiestas y Recreaciones Históricas, ha sido invitada a la recreación que se celebra cada verano del Augustodunum en la ciudad francesa de Autun: «El gran espectáculo que se celebra en la Borgoña es el gran espectáculo de la cultura europea, un entramado milenario que subsiste con gran vitalidad al margen de las pequeñas vicisitudes políticas, formando el vivo Mare Nostrum de nuestra Cultura. Un mar de arte, Historia, leyendas, lecciones morales y poesía en el que España, y las ciudades que recrean la historia romana y de todas las épocas subsiguientes tienen mucho que decir, que contar y que volver a recrear», ha declarado Esteban ante los asistentes.

«El esplendor cultural que representó la PaxAugustea, por poner solo un ejemplo de lo que se evoca en este magnífico espectáculo europeo del Augustodunum, es un legado que a día de hoy todavía enriquece nuestra poesía, nuestras artes escénicas, nuestra música y nuestro cine, como españoles, como europeos y como descendientes del gran pueblo romano que se extendió desde la región del Lacio hasta el Finisterre y aún más allá: hasta la otra  orilla del Atlántico con el viaje globalizador de las naves de Cristóbal Colón».

LA HISPANIA ROMANA

Corrían los lejanos vientos del año 218 a.C y una historia muy importante estaba a punto de comenzar: la historia de Europa como unidad geográfica y política articulada.

Los soldados cartagineses, procedentes de África, acababan de tomar al asalto las murallas de la ciudad de Sagunto, aliada de Roma en la Península Ibérica, y la república romana surgida en el Lacio, única con capacidad de disputar la hegemonía africana en el Mediterráneo, decide desembarcar a sus legiones en Ampurias (actual Girona), dando comienzo así a un largo y  complejo proceso de romanización de los pueblos celtíberos peninsulares, cuyas implicaciones culturales llegan, más de 2.000 años después, a tener profundas y omnipresentes manifestaciones en nuestros días:

📌Los Celtíberos darían mucho trabajo a los romanos, dejando para la memoria grandes batallas en las que no siempre estos resultarían victoriosos.

📌 De Hispania saldrían tres emperadores, Adriano, Trajano y Teodosio.

📌 A día de hoy España y 23 países más del continente americano hablamos el idioma del Imperio: un latín moderno que es la lengua materna de más de 500 millones de habitantes en el planeta.

Con la llegada del verano, las actuales Hispania Romana, la Galia Romanizada y multitud de ciudades europeas se llenan de festivales y recreaciones históricas que rememoran los hitos de este largo proceso que dotó a los europeos de una identidad cultural común.

Los centenares de miles de ciudadanos de la vieja Europa que se reúnen en torno a estos eventos, para aportar trabajo voluntario, o asistir como espectadores, constituyen según las palabras de Esteban «este MARE NOSTRUM de nuestra cultura común: un mar vivo en el que España y las ciudades integradas en la Asociación de Recreaciones Históricas españolas, juega un papel muy destacado, al que debemos sumar todas las energías y sinergias de los agentes locales y de los medios de comunicación, las redes sociales, y el tejido asociativo español y europeo»

La Confederación Europea es una demostración del músculo asociativo de la sociedad civil europea, que procura mantener viva entre nuestros pueblos la llama de la Historia, con sus reflexiones y sus enseñanzas. Esas que aprendemos cada día, o deberíamos, de los historiadores, los arqueólogos y los profesores de nuestros sistemas universitarios; y que se recrean de manera multitudinaria para hacerla comprensible a través de la emoción con la gente de la calle, gracias a los voluntarios que lo hacen posible.

«La antorcha de la Historia está encendida» afirmó la presidenta europea ante el auditorio; «Hagámosla correr de mano en mano para iluminar con ella nuestro presente y nuestro futuro, a la luz de los hechos más importantes de nuestro pasado».

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Un comentario

Deja un comentario