«Tengo que velar por la salud primero de los vecinos de Beceite» Enrique Celma, Alcalde de Beceite

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_video admin_label=»Vídeo» src=»https://youtu.be/3-HP_43ULZA»] [/et_pb_video][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

Ante la cantidad de información aparecida en prensa y redes sociales, desde el Ayuntamiento de Beceite queremos trasladar las siguientes consideraciones:

El Ayuntamiento lleva varios años realizando una importante labor en la gestión y mantenimiento de los Espacios Naturales Parrizal y Pesquera. Se ha limitado el número de visitantes de los mismos mediante la habilitación de puntos de control de acceso de vehículos, que permiten una adecuada gestión de dichos espacios con supervisión de aforos, y se ha realizado por parte del Consistorio una importante inversión en infraestructuras. Con ello se ha creado empleo,  favoreciendo el asentamiento de jóvenes en la localidad.

Este año 2020, de forma excepcional como consecuencia de la COVID-19, el Ayuntamiento se ha visto en la necesidad de reducir el aforo del espacio natural del Parrizal en un 50% como medida de garantía sanitaria para todos los visitantes del paraje, así como para los vecinos de la población.

Para ello se decidió, de forma excepcional y temporal, la colocación de una barrera física que permitiera gestionar con garantías sanitarias el acceso de visitantes al Parrizal. Una infraestructura que fuera, a su vez, fácilmente desmontable para responder ante cualquier emergencia, permitiendo un acceso rápido y efectivo al espacio natural.

El día 12 de junio de 2020 quedó habilitado el punto de control de acceso de vehículos al Parrizal, con un horario comprendido entre las 9 horas y las 19 horas. Durante esa franja horaria, el paraje está vigilado por el personal contratado por el Ayuntamiento, cuyas funciones son, además de controlar el acceso de vehículos al paraje respetando el aforo, la limpieza y supervisión del espacio natural, haciendo especial hincapié en la prohibición de baño de personas y animales en los diferentes tramos de río a lo largo de la ruta del Parrizal. Hay que tener en cuenta que en la primera poza de la ruta se encuentra la zona de captación de agua potable de la población y el tramo del río Matarraña dentro de ese trazado fue declarado Reserva Natural Fluvial.

Es a partir de las 19 horas cuando el paraje queda sin ningún tipo de vigilancia, lo que favorece que personas acudan y aprovechen esa circunstancia para bañarse en el río. Hecho que, por desgracia, ocurre muy habitualmente. Aún agradeciendo el apoyo en las labores de vigilancia del paraje por parte de los guardas forestales de la localidad, es insuficiente ese control.

Este año, priorizando en todo momento la seguridad sanitaria de los vecinos de Beceite y ante la posibilidad real de contaminación del agua de la toma de abastecimiento por la COVID-19, el Ayuntamiento consideró como única solución viable la colocación de una puerta que impidiese el acceso libre al paraje natural durante los meses de julio y agosto (época de máxima afluencia de visitantes), facilitando una copia de la llave tanto a los guardas forestales, como al guarda de la Confederación Hidrográfica del Ebro y a Protección Civil. Además, tanto el Consistorio como la Oficina de Turismo dispondrían de una copia para que pudiera ser utilizada por aquellas personas que fueran a hacer el recorrido del sendero PR-TE 153 “Moletes d’Arany” o por cualquier otra necesidad que surgiese.

En estos últimos días hemos visto una falta de apoyo por parte de las diferentes administraciones públicas. Todas ellas han priorizado el interés turístico u otros,  frente al interés sanitario. Desde el Ayuntamiento de Beceite, en caso de que se nos obligue a la retirada de la puerta, no podemos garantizar la seguridad sanitaria en la toma de abastecimiento de agua a la población, puesto que no disponemos de los medios económicos ni del personal suficiente que permita una vigilancia de ese paraje las 24 horas del día.

Desde esta institución vamos a remitir un escrito a las diferentes administraciones públicas implicadas (Servicio Provincial de Medio Ambiente, Dirección General de Sanidad,  Dirección General de Turismo, Confederación Hidrográfica del Ebro y Subdelegación del Gobierno) solicitando su ayuda, tanto económica como de personal, y su implicación directa en el control de acceso de personas al espacio natural, que permita garantizar a los vecinos de Beceite que la zona de captación de agua de abastecimiento a la población quede libre de COVID-19, corresponsabilizándolas de cualquier posible contagio derivado de esta situación.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario