¿Pero estamos locos? opinión de Toni Catalá

Foto de Jhefferson Santos en Pexels
Foto de Jhefferson Santos en Pexels

La triste realidad es que con Pablo Iglesias es que nos sorprende siempre para mal, una y otra vez. Pues he leído en varios medios de comunicación, que ha fichado al portavoz de los manteros para que vaya en su lista por Madrid. ¿Pero de verdad no estamos todos locos? Como podemos permitir esta gran salvajada cuando esta gente según nuestra ley, o lo que sea, porque eso de ley habría que analizarlo concienzudamente, está cometiendo ¡TRES DELITOS!, si TRES DELITOS, el primero por su ilegalidad, el segundo por vender falsificaciones y el tercero por no pagar el famoso IVA.

Eso sí, mientras tanto, los pequeños y medianos comercios agobiados por los pagos de los impuestos, por la caída de las ventas, y la falta de turistas todo ello  por culpa de la pandemia, ahora viene este “politicucho” y nos plantea esto.

Y los españoles callados como borregos laneros, no quiero pensar si esto lo hubiera hecho o dicho un partido de derechas, hubieran salido los salvajes voceadores por las calles quemando contenedores, rompiendo escaparates y desvalijando negocios, eso sí, todos ellos amparados por su derecho de expresión. En el caso contrario hubiera sido un acto vandálico fascista.

Sin tener ninguna culpa el gobierno del gobierno popular, en el año del “chapapote” estaban las calles llenas de gentes gritando ¡BASTA YA! Y ¿ahora qué? Porque no salen a la calle gritando lo mismo, o es que acaso esto les parece bien. Por lo que se ve a la derecha también le parece bien ya que nadie ha salido a decir nada de nada sobre él particular. Verdaderamente tenemos lo que nos merecemos, ¡sin más! Estoy convencido que vivo en un país de locos, donde estamos todos locos.

¿Y los comerciantes porque callan y no se manifiestas ante esta tropelía? Deberían haber salido todos unidos y en pie de guerra para defender sus intereses, ya que para lo único que les interesan a los políticos es que paguen sus impuestos, está claro que sus derechos es lo de menos para sus gobernantes. Está clarísimo que la ley fue hecha para los honrados ciudadanos que pagamos nuestros impuestos, y con ellos hacer ricos a nuestros gobernantes.

Precisamente este, que cuando inició su cabalgadura política, tenía un patrimonio de 51.000 euros y a los siete años metido en ella, se le ha trasformado en más de UN MILLON DOSCIENTOS MIL euros. Y seguimos ¡TODOS CALLADITOS! Lo encontramos casi hasta normal. Ha dejado claro que es muy ahorrador.

Visto lo visto, hay que esperar que es lo siguiente que nos va hacer, eso lo tenemos claro que esta no es la última ya que por lo que se ve, a todos nos parece más o menos bien. A estas cosas de ilegales se les llama multiculturalidad, yo particularmente le llamo GILIPOLLEZ, QUE ES LO QUE SOMOS.

Artículo de opinión de Toni Catalá.

Deja un comentario