Medio Natural filtró un informe unilateral sin consensuarlo con el resto del Gobierno de Aragón

El presidente de Viento Alto, Fernando Safont, critica que “opiniones interesadas condicionen el desarrollo socioeconómico de nuestro territorio”.

“Frente a lo que nos quieren hacer creer las zonas ZEPA y Natural 2000 no son impedimento para que los parques eólicos convivan con nuestro paisaje”.

El alcalde de La Iglesuela del Cid y presidente de la Asociación Viento Alto (que agrupa a 10 municipios del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre), Fernando Safont, ha mostrado el malestar existente en los pueblos “porque Medio Natural filtró un informe de manera unilateral sin antes consensuarlo con el resto del Gobierno de Aragón y ofreciendo una opinión totalmente  interesada sobre el desarrollo de los parques eólicos en nuestros pueblos. Es uno más de los palos en las ruedas que nos están intentando poner determinados partidos políticos y gente que no vive entre nosotros ni pasa con nosotros los inviernos”.
Safont ha incidido en que “se trata de opiniones interesadas que pueden condicionar el desarrollo socioeconómico de nuestros pueblos y que no tienen en cuenta todos los factores relacionados con los parques eólicos proyectados en nuestros pueblos”.
El presidente de Viento Alto ha incidido en que “llama la atención que el informe de Medio Natural es el único, entre 67 organismos consultados, que se muestra en contra de los parques eólicos”. Fernando Safont ha remarcado que “el proyecto de aerogeneradores está siguiendo todo el procedimiento legal y no se está haciendo nada más allá de la legalidad, por mucho que algunos lo quieran poner en duda”.
En otro orden Fernando Safont ha expresado su sorpresa “por la visión tergiversada que se está ofreciendo sobre zonas ZEPA o la Red Natura 2000. En Castellón numerosas zonas, que tenemos a pocos kilómetros de nuestros pueblos, también están catalogadas bajo estas figuras de protección y allí los aerogeneradores están instalados desde hace más de 15 años”.
Las zonas ZEPA y la Red Natura 2000 no van contra el desarrollo, es más “suponen una acción proactiva en la conservación y transformación del territorio para hacer compatible el desarrollo sostenible con la actividad humana de sus pobladores. Y eso es lo que buscamos con los aerogeneradores, hacer posible el desarrollo sostenible de nuestras comarcas que corren el riesgo de convertirse en desiertos humanos”.
Respecto a las referencias a los quebrantahuesos, buitres y otras rapaces Safont ha recordado que “los quebrantahuesos hace décadas que desaparecieron de nuestro territorio. Ahora han sido reintroducidos en la Tinença de Benifassà, en Castellón, y si estamos atentos a sus GPS veremos que llegan hasta Madrid o hasta el Pirineo y atraviesan muchas zonas con parques eólicos. Respecto a los buitres, evidentemente se deberá tener en cuenta la ubicación de los muladares, como ya se ha hecho en Castellón. Nos quieren hacer ver el apocalipsis, cuando en La Iglesuela, Cantavieja o Troncón tenemos los aerogeneradores a la puerta de nuestras casas sin que nadie haya lanzado el santo al cielo”.
Finalmente, Fernando Safont ha expuesto que “si se hace un análisis del territorio a mediados del siglo XX la superficie agrícola y abancalada era mucho mayor que la actual, donde el terreno forestal está ocupando los espacios de los cultivos abandonados. Las construcciones de piedra seca no son sino una transformación humana del territorio y así podemos ofrecer decenas de ejemplos. Los que estamos aquí, en el Maestrazgo y Gúdar – Javalambre hemos convivido con nuestro paisaje para vivir en él y con él. Es por eso que esta es una nueva oportunidad más. Aquí la especie humana es una de las que corre mayor peligro de extinción”.

Deja un comentario