Manuel Rando destaca el papel de la DPT en el programa de detección precoz de cáncer de mama en el medio rural

La institución provincial financia el transporte de la unidad móvil a todas las cabecera de la zonas de salud de la provincia.

Cada dos años, la unidad móvil se instala en 26 municipios y en la capital de la provincia, citando a más de 19.000 mujeres.

El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, ha reivindicado el papel de la Diputación de Teruel (DPT) para que el programa de detección precoz de cáncer de mama del Gobierno de Aragón llegue hasta el medio rural mediante la unidad móvil que recorre la provincia. Durante una visita realizada al servicio en su estancia en Cella recordó que la institución provincial financia el traslado de este equipamiento, propiedad del Salud, contratando una cabeza tractora para la que se prevé una inversión anual de 11.000 euros.

Los itinerarios de la Unidad Móvil de Cribado para la detección precoz del cáncer de mama se completan cada dos años. Incluyen a 26 municipios y a la capital de la provincia como cabeceras de zonas de salud en los dos sectores de la provincia, el de Teruel y el de Alcañiz. La población objetivo en este tiempo supera las 19.000 mujeres entre los 50 y los 69 años, que reciben una citación personalizada cuando el camión va a llegar a su zona.

“Este servicio es un ejemplo de que cuando se quiere acercar los servicios a los municipios, al medio rural, se puede. Y en la Diputación de Teruel nos sentimos muy orgullosos de nuestra participación en el programa”, aseguró Manuel Rando ante la Unidad Móvil instalada junto al Centro de Salud de Cella.

Para el presidente, que estuvo acompañado por la diputada de Bienestar Social Rosario Pascual y la concejal de cultura del Ayuntamiento cellano Aurora Lanzuela, “todo lo que se ponga en marcha para que quienes vivimos en el medio rural lo tengamos más fácil, se puede aplicar a cualquier servicio, es muy positivo. Y, además, este programa salva vidas, por lo que es todavía más importante su mantenimiento”.

La técnico de radiodiagnóstico Mª Jesús Mansilla mostró el equipamiento de la Unidad, con la tecnología actualizada y suficiente para realizar las pruebas de cribado a todas las mujeres de la población diaria. Una vez realizada la prueba, se les comunica el resultado y cuándo deben volver a la siguiente revisión. Si deben continuar el estudio de la mama son derivadas al hospital de referencia, donde se continua con el diagnóstico y el tratamiento si procede.

La participación de las mujeres citadas está en un 84%. El 96% obtienen un resultado negativo (no hay enfermedad) y solo un 4% precisan completar el estudio con otras pruebas. Desde el comienzo del programa, en 1999, se han detectado en la provincia de Teruel 491 cánceres, la mayoría de ellos en estadios precoces, cuando los tratamientos son menos agresivos y con mejores resultados.

 

Tras su parada en Cella, la cabina tractora financiada por la Diputación de Teruel trasladó la Unidad Móvil a Albarracín y, seguidamente, a Santa Eulalia y Monreal del Campo. Generalmente la Unidad pasa en cada localidad desde los cuatro o cinco días a las tres semanas, dependiendo de la cantidad de mujeres citadas.

Deja un comentario