Los proyectos RAMSAT y RFC incorporan propuestas de los actores del territorio para sus planes de acción, «río Guadalope como hilo conductor»

Los programas europeos, en los que está participando la Diputación de Teruel, se centran en la valorización y recuperación del patrimonio y el turismo sostenible

 Técnicos de turismo y patrimonio de distintas comarcas turolenses compartieron sus aportaciones para empezar a desarrollar los planes de acción

La Oficina de Programas Europeos de la Diputación de Teruel ha reunido a los actores implicados en los proyectos europeos RAMSAT y Recapture the Fortress Cities (RFC) con el objetivo de recibir propuestas con las que diseñar sus planes de acción. En un encuentro telemático, el pasado miércoles 13 de enero, técnicos de turismo y patrimonio de distintas comarcas compartieron sus aportaciones para comenzar a implementar ambos proyectos de Interreg Europe, de los que es socio la institución provincial.

 

La reunión sirvió también para presentar los avances que han experimentado hasta ahora estos proyectos, centrados en la valorización y recuperación del patrimonio natural y arquitectónico para su aprovechamiento turístico y social. A pesar de la pandemia, las actividades online permiten seguir cumpliendo el calendario fijado.

 

En el caso del proyecto RAMSAT, cuyo objetivo es el desarrollo del turismo sostenible en zonas de montaña, se celebró una reunión en octubre sobre el ecoturismo donde se presentó la buena práctica de la iniciativa de “Apadrina un olivo” de Oliete, ya que se desarrolla dentro de un área Natura 2000, que era el hilo conductor de todas las buenas prácticas. La próxima reunión del RAMSAT será en abril y tratará sobre turismo de aventura en áreas naturales. Los técnicos de las diferentes comarcas, en especial desde el Maestrazgo, Bajo Martín, Matarraña y Bajo Aragón, han hecho sus aportaciones para presentar buenas prácticas realizadas en la provincia.

 

En el caso del proyecto RFC, centrado en dar nuevos usos a castillos y fortalezas, en su última reunión se trataron temas sobre revegetación y recuperación de flora de zonas próximas a estas construcciones. Desde la provincia de Teruel se presentó el caso del castillo de Albarracín como buena práctica. La próxima reunión del proyecto, que será en el mes de febrero, tratará sobre la financiación para adecuar los edificios y fortalezas para sus nuevos usos. La técnico del Gobierno de Aragón Raquel Ornat tuvo un papel destacado aportando buenas prácticas.

 

Para finalizar la reunión con los actores vinculados a los proyectos europeos en los que está asociado la DPT, los técnicos que los gestionan Jose Manuel Martín, en el caso del RFC, y Laura Gascón, en el caso de RAMSAT, expusieron una serie de buenas prácticas que han dado buenos frutos en los territorios de los demás socios y que podrían ser implementadas en la provincia turolense a través de sus respectivos planes de acción.

 

En esta parte de la reunión, la participación de los técnicos de turismo y patrimonio fue muy provechosa, ya que su labor les permite estar muy próximos a la realidad local. Seleccionaron algunas de las iniciativas relacionadas con el uso de fortificaciones y sus zonas colindantes para hacer acampadas, al estilo de una iniciativa en Holanda con el RFC. Por otro lado, propusieron el uso del río Guadalope como hilo conductor de la cultura que atesora sus alrededores, aunando su proximidad con la Silent Route y como ejemplo de turismo de aventura lenta que sugieren dos buenas prácticas del proyecto RAMSAT localizadas en Bulgaria y Reino Unido.

 

La Oficina de Programas Europeos de la Diputación de Teruel mantiene un diálogo fluido con los actores del territorio para concretar los planes de acción de los proyectos europeos, visibilizando así las iniciativas más exitosas y que pueden ser transferidas a otras localidades o zonas europeas.

 

 

Deja un comentario