Los bomberos de la DPT enseñan su trabajo y su nueva imagen a los escolares de la provincia

El servicio ha retomado este curso de manera completa las visitas a centros escolares turolenses, dentro de sus tareas de prevención.

El vicepresidente de la institución,  Alberto Izquierdo, ha resaltado en una de estas sesiones en Mora de Rubielos que «los niños aprenden autoprotección con los bomberos y la transmiten a sus familias».

Los bomberos de la Diputación de Teruel (DPT) han retomado este curso, de manera completa, las visitas a centros escolares, dentro de la labor de prevención con la que dan a conocer el trabajo del servicio, la nueva imagen con el escudo que les representa y consejos de protección, tanto individuales como grupales, ante situaciones de emergencia. El vicepresidente de la institución, Alberto Izquierdo, ha asistido en el CEIP San Miguel de Mora de Rubielos a una de estas sesiones en las que«los más pequeños aprenden no solo el valor del servicio sino también consejos de protección y prevención, básicos para todos, porque la labor de los bomberos no solo es la de actuar ante las emergencias sino también la de formar en prevención».

De la mano de dos bomberos experimentados, Antonio Miguel Egeda y Luis Carlos Marquesán, los niños han aprendido quiénes son los bomberos, cuál es su trabajo, o qué tipo de intervenciones atienden, Unos 120 niños de Infantil y Primaria han participado en la jornada que ha comenzado en el Teatro de Mora de Rubielos, donde el alcalde Hugo Arquímedes Ríos les ha dado la bienvenida para después dar paso a Izquierdo que ha animado a los escolares a aprender y a transmitir a sus familias los consejos que aprendieran.

«Los niños aprenden muy bien los consejos de protección que reciben en estas sesiones, y además ejercen a su vez una labor educativa en sus propias familias, porque llegan a sus casas con muchas ganas de contar lo que han aprendido»ha contado Izquierdo.

Los bomberos desplazados hasta el centro han explicado también cuestiones vitales de autoprotección, tales como de qué manera hay que actuar ante un incendio o la necesidad de llamar al 112 ante cualquier emergencia, porque es el teléfono a través del que se canaliza la atención a todas las incidencias que se producen en nuestra Comunidad.

Además, los escolares han podido conocer de cerca elementos que utilizan para desarrollar su trabajo, como ropa, materiales y vehículos. En la sesión han participado también estudiantes del Grado de Emergencias y Protección Civil del CPIFP de San Blas, en Teruel, que están realizando sus prácticas en el Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento de la DPT.

Con el objetivo de retomar estas actividades con la normalidad que permite la situación sanitaria en cada momento, la Diputación envió una carta a comienzo decurso a todos los centros escolares de la provincia para invitarles a solicitar estos talleres de sensibilización, que siempre han tenido muy buena acogida. Los colegios pueden pedirlo a través de una Instancia General, que pueden encontrar en la sede electrónica de la web de la Diputación de Teruel.

El Inspector Jefe de Bomberos, José Luis Moliner, ha subrayado la importancia de estas tareas de prevención que desarrolla el servicio, que tienen que ver con la educación en los centros pero también con asesoramiento en temas de seguridad en instalaciones de empresas o de instituciones públicas.«La parte más conocida del servicio es la de las intervenciones y emergencias, pero un área muy importante de nuestro trabajo, y cada vez más, es la prevención, precisamente para evitar  que en las emergencias haya que lamentar más daños».

Nueva imagen

Los bomberos han dado a conocer a los niños además la nueva imagen del Servicio, que cuenta con un escudo identificativo del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento. Se trata de un conjunto sencillo y con información gráfica concreta para que sea fácilmente identificable y adaptable a cualquier soporte o medio.

En la composición del escudo puede verse el logotipo de la Diputación de Teruel y las palabras Bomberos Diputación de Teruel en caja alta como elemento más visible, con los colores azul y rojo con los que se identifica a los bomberos. Esta nueva imagen se va a ir incorporando de manera progresiva a todos los elementos identificativos de los bomberos, tanto en ropa como en vehículos y edificios.

«Los bomberos de la Diputación de Teruel son los únicos que prestan servicio en esta provincia, y queríamos que tuvieran un logotipo fácilmente identificable para todos, con la presencia de la institución provincial que es quien lo respalda, pero con los colores que se asocian a los bomberos para darles personalidad propia» ha apuntado Izquierdo, que ha querido recalcar el esfuerzo hecho en esta legislatura para dar estabilidad a la plantilla de bomberos, compuesta por más de cien efectivos.

«Tras el proceso de oposiciones puesto en marcha en la pasada legislatura, en esta hemos trabajado mucho para estabilizar la plantilla, ampliar la cobertura abriendo el cuarto parque de Montalbán, y estamos trabajando con otras administraciones como la Comarca del Maestrazgo y el Ayuntamiento de Cantavieja para abrir el quinto parque».

 

Deja un comentario