Lo que de verdad importa, un articulo de opinión de José Miguel Celma

Lo que de verdad importa.

 

Han pasado las navidades sin saber a ciencia cierta, cual será el resultado de nuestro comportamiento, nuestro grado de responsabilidad, con los nuestros y con el resto vecinos.

Con poco optimismo, visto lo visto, me da que pensar que el hombre es el único animal que tropieza con la misma piedra, pero no dos veces si no más.

Vemos cómo el compromiso con el prójimo se desvanece en cuanto nos juntamos a tomar un vermut, vamos a un centro comercial, o sin ir más lejos en una cabalgata de Reyes. El ¿dónde va Vicente? donde va la gente! se pone en práctica como norma fundamental del Estado, pero no sólo en estos ejemplos se puede ver lo que cuesta mantener la norma, otro ejemplo el Instituto de Alcañiz: más de mil alumnos, con la posibilidad de hacerlo ya presencial, con la masificación que conlleva, eso si con la prescripción del servicio de mantener las distancias, que a este paso tendrán que bajar al río, por no tener que utilizar los servicios como aulas de emergencia.

Órdenes doy, mi trabajo ya lo he hecho, y los profesores que se debaten los sesos para encontrar el lugar idóneo.

Consejos vendo, para mi no tengo; otra vez más una muestra del trabajo bien hecho, por parte del Gobierno de Lamban.

En el Estado de confinamiento, que a todos nos duele, el principal perjudicado es el contagiado, y este con el riesgo de no contarlo, parece que en vez de inmunizarnos contra el virus lo hemos hecho contra las cifras estas que replican en nuestra cabeza igual que martillo pilón, pero que olvidamos con la facilidad de un número de móvil que no nos interesa.

No podemos bajar la Guardia, pues lo que aumenta, son los que pierden la vida.

Articulo de opinión de José Miguel Celma, Partido Popular de Teruel.

Deja un comentario