Las principales vías de Alcañiz reducirán sus calzadas y su doble sentido tras la cesión de al Ayuntamiento

Alcañiz abrirá un amplio proceso participativo para configurar la remodelación de las travesías de la ciudad que dará comienzo el año que viene.

Ministerio de Transportes y Gobierno de Aragón deberán acompasar sus tiempos para coordinar de manera armoniosa las obras de ejecución de la remodelación de sus travesías urbanas en Alcañiz, cuyos proyectos están impulsando en estos días con el objetivo de tener a lo largo del año que viene las máquinas ya trabajando. Se tratará de una inversión conjunta cercana a los diez millones de euros con los que se reconfigurará por completo la trama urbana de la ciudad, y que obligará al Ayuntamiento de Alcañiz a elaborar un detallado estudio de tráfico para analizar el impacto de esta completa transformación. “Ahora es el momento de empezar a trabajarlo y buscar el máximo consenso”, señala el alcalde, Ignacio Urquizu.

Dos hitos fundamentales concernirán al Ayuntamiento alcañizano a este respecto. El primero, la elaboración de ese estudio de impacto de tráfico que el primer teniente de alcalde, Javier Baigorri, justifica precisamente por la previsible coincidencia de las obras, al menos en parte. “Cualquier intervención sobre cualquier espacio del trazado urbano tiene un impacto directo muy apreciable sobre la circulación”, explicaba Baigorri ante el Pleno de la Corporación celebrado este miércoles. “Más aún si hablamos de la remodelación de todas las travesías”. El 29 de abril comienzan los trabajos técnicos con el Gobierno de Aragón para hablar de Avenida de Aragón, Galán Bergua y Bartolomé Esteban. “Entonces empezaremos a tener información con la que empezar a planificar”.

El segundo hito será la puesta en marcha de un amplio proceso de participación y consenso con el que se recopilarán necesidades y demandas de la ciudadanía y se plantearán soluciones para la ejecución de las obras. “Tenemos que debatir y buscar un amplio consenso con los técnicos, con los grupos políticos y también con los ciudadanos”, explicaba Ignacio Urquizu en el mismo Pleno, solicitando a todos los partidos “que se tomen en serio este proyecto. Tenemos una oportunidad de financiación para una completa transformación de la ciudad, para sentar las bases de una ciudad nueva que sirva no para 2025, sino para 2050”, en la que convivan de manera natural peatones, ciclistas y tráfico rodado.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) acaba de aprobar provisionalmente el proyecto de trazado de mejora y humanización del entorno urbano de tres travesías en Alcañiz, en concreto las antiguas nacionales que son ahora Avenida Zaragoza, Paseo de Andrade y Ronda de Teruel. Se trata de una inversión de 6,2 millones de euros que, asegura el Ministerio, va a “aumentar el ancho de las aceras, disponiendo de itinerarios ciclistas en determinados tramos, y reducir el de las calzadas para pacificar el tráfico. En concreto, el proyecto contempla la habilitación de unos 4,8 kilómetros de carril bici”. Como tal, los nuevos viales no variarán los sentidos circulatorios, pero sí someterán el tráfico a mayor regulación, menor velocidad y más espacio para bicicletas y peatones.

La actuación, que será financiada con los fondos europeos Next Generation, coincidirá en el tiempo con el otro proyecto inversor del Gobierno de Aragón, que actuará sobre la salida natural de Alcañiz hacia la Cooperativa, la avenida Bartolomé Esteban, así como sobre dos de los principales viales del centro, Avenida Aragón y Galán Bergua. El objetivo de la DGA es que a finales de año se pueda firmar el convenio de colaboración y «la obra se incluya en el presupuesto del Gobierno de Aragón de 2023 dentro del Programa Ordinario de Travesías y Accesos a Municipios».

Este próximo 29 de abril comienzan las reuniones técnicas con la DGA para abordar cómo enfocar estas obras y qué actuaciones concretas se llevarán a cabo. El proceso participativo que se impulsará al respecto ya tiene cierta trayectoria, comenzada cuando durante los meses más duros de la pandemia del coronavirus la Avenida de Aragón mantuvo cierre al tráfico que permitió fomentar el paseo y dio la oportunidad a los establecimientos hosteleros de sacar terrazas a la calle. La experiencia, positiva, supone un referente que servirá para la planificación de las obras en Avenida de Aragón, y tendrá su plasmación en el estudio de tráfico que avanza Javier Baigorri.

“Tendremos que analizar todo ello, y tendremos que ver cómo se imbrica con la reforma de las travesías del Estado, para encontrar la mejor solución para la circulación rodada y para el resto de vecinos en toda la ciudad”, dice el teniente de alcalde. Alcañiz, con 16.100 habitantes censados, cuenta con un parque móvil superior a los 13.400 vehículos, de los cuales 8.300 son turismos, y casi 2.500 son vehículos pesados incluyendo agrícolas. Las travesías de acceso a la ciudad registran una intensidad de tráfico diaria que ronda los 8.000 vehículos, repartidos casi a partes iguales entre la salida y entrada desde Zaragoza y la de Tarragona.

Deja un comentario