Lanzan ayudas por valor de 10,5 M para PYMES y grandes empresas

Industria lanza una nueva línea de ayudas de 10,5 millones para la digitalización, innovación y sostenibilidad de pymes y grandes empresas.

Esta nueva convocatoria está destinada a favorecer la recuperación de las empresas en el contexto de pandemia.

El plazo de solicitud finaliza el 31 de diciembre de 2021 y el periodo subvencionable va del 1 de febrero de 2021 al 31 de agosto de 2022, ambas fechas inclusive.

La suma de ayudas asciende 40,5 millones de euros, el mayor importe ofrecido a las pymes en toda la historia de Aragón. Se han presentado más de 400 proyectos y se estima que moverán una inversión inducida de más de 300 millones de euros.

El Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial convoca una nueva línea de ayudas de 10,5 millones de euros. La finalidad de esta iniciativa es apoyar inversiones que contribuyan a la transición hacia una economía digital y la transición hacia una economía verde; aspectos clave para conseguir una autonomía estratégica industrial. Están destinadas a impulsar los proyectos empresariales de las empresas, ya sean pymes o grandes empresas, industriales o en actividades conexas en Aragón.

La dotación total de las ayudas es el principal instrumento destinado a la inversión, la I+D, la innovación y la consultoría técnica. Dentro de este marco de ayudas, la dotación que hoy se presenta pretende favorecer la reparación de la crisis en el contexto de la pandemia y sus consecuencias sociales y preparar una recuperación verde, digital y resiliente de la economía. El conjunto de ayudas convocado durante 2021, que asciende a un total 40,5 millones de euros, supone el mayor importe ofrecido a las pymes en toda la historia de Aragón y pone de manifiesto el esfuerzo que se está haciendo desde el Ejecutivo autonómico para absorber las transferencias procedentes de los fondos europeos.

El vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga, ha querido recordar que “los fondos europeos están llegando a Aragón” y ha destacado que “se van a emplear en la reactivación económica, que es lo que nos marcaban desde Europa, y esta reactivación económica pasa por industrias más digitalizadas, con más base de innovación y más sostenibles. Todo lo que no sea sostenible, no estará en el mercado a medio plazo”. También ha querido resaltar la labor que se hace desde el Departamento de Industria y desde la Dirección General de Industria y Pymes porque “las ayudas convocadas suponen la movilización e inversión de proyectos y el mantenimiento de empleo”. El propio director general de Industria, Javier Navarro, ha reconocido que, al convocar estas ayudas, han buscado la mejor combinación posible de subvenciones para que llegue más dinero a las empresas aragonesas”:

Los beneficiarios de esta convocatoria serán pymes y grandes empresas y las dos líneas centrales del presupuesto se destinarán a la transformación digital de las empresas y a la transformación orientada al medio ambiente. Las solicitudes podrán presentarse hasta el 31 de diciembre de 2021 y el periodo subvencionable será retroactivo, desde el uno de febrero de 2021 hasta el 31 de agosto de 2022.

Este programa trata de dar respuesta a una situación excepcional sobrevenida por la pandemia que ha provocado una evidente crisis en la actividad económica.

Las actuaciones subvencionables se dividirán en cinco bloques:

  • Ayudas regionales a la inversión.
  • Ayudas a la investigación industrial y desarrollo experimental.
  • Ayudas a la innovación en materia de procesos y organización.
  • Ayudas a la innovación.
  • Ayudas para Servicios de Consultoría Técnica.

Y los recursos se destinarán a:

  • Apoyar la inversión en las empresas para, a su vez, apoyar el empleo.
  • Revitalizar el crecimiento sostenible de las empresas y aumentar su resiliencia de forma que puedan continuar operando a pesar de interrupciones sin precedentes como la que ha supuesto las crisis de la COVID-19.
  • Movilizar inversiones que contribuyan a la transición hacia una economía digital y verde.

La línea de ayudas se tramita en régimen de concurrencia competitiva y se dirige a los proyectos empresariales de las empresas, ya sean PYME o gran empresa, que puedan considerarse como de actividad industrial, conexa o que tenga potenciales diferenciados de valor añadido, económico o social, incentivando la inversión productiva, el desarrollo de proyectos de I+D y de innovación en organización y procesos, así como la protección de la propiedad industrial y el desarrollo de proyectos de consultoría estratégica para la mejora competitiva y el crecimiento.

En el caso de las grandes empresas, las solicitudes elegibles han de estar encuadradas en las categorías de inversión productiva y de proyectos de I+D. En cuanto a los contenidos y temáticas de las solicitudes de ayuda, la convocatoria va dirigida al impulso de la transformación digital de las empresas en todos los aspectos posibles, incluyendo el concepto de Industria 4.0 pero no de forma exclusiva.

Las actuaciones relacionadas con una contribución hacia los objetivos de una actividad industrial verde y más sostenible son otra de las prioridades de esta convocatoria, de ahí cabe citar a modo de ejemplo el interés por apoyar proyectos que incorporen el concepto de la economía circular a los procesos de la industria, el desarrollo de las cadenas logísticas industriales y de las actuaciones orientadas a una transición y eficiencia energética en los procesos.

La innovación que aporte la solicitud es otro de los aspectos clave, al que también se pretende dar una cobertura especial en esta convocatoria, en la que se busca la promoción de iniciativas de valor añadido de las pymes, priorizando aquellos proyectos que introduzcan aspectos innovadores, de modelización de negocios, de diseño industrial de productos y servicios, de expansión de mercados, de incremento de la productividad y de la capacidad competitiva o de modernización de los medios de producción, logísticos y comerciales.

El apoyo a las cadenas de valor en el tejido industrial y empresarial aragonés es otro de los propósitos sustanciales de esta convocatoria. Y parte de un doble objetivo; por un lado, contribuir a una economía con un mayor peso específico y con una autonomía estratégica de la actividad industrial, y, por otro, incorporar valor añadido y un efecto multiplicador de las ayudas en Aragón.

Deja un comentario