La presa de Pena, en Valderrobres, culmina la implantación de su plan de emergencia

Técnicos de Protección Civil del Gobierno de Aragón han impartido hoy una jornada de divulgación en la sede de la Comarca del Matarraña dirigida a autoridades locales, afectados y organismos intervinientes en caso de rotura o funcionamiento incorrecto.

La presa de Pena ha concluido el proceso de implantación de su plan de emergencia con una jornada de divulgación que se ha celebrado esta mañana en la sede de la Comarca del Matarraña, en Valderrobres (Teruel), y que ha estado a cargo de técnicos de Servicio de Seguridad y Protección Civil del Gobierno de Aragón, y de la Confederación Hidrográfica del Ebro, titular de la presa.

En la sesión, a la que ha asistido el delegado territorial del Gobierno de Aragón en Teruel, Benito Ros, se ha presentado el plan de emergencia y los elementos de seguridad de la presa y se han repartido planos de zonas inundables y folletos con consejos de autoprotección en caso de emergencia dirigidos a la población de la zona.

La presa de Pena, construida en el año 1930, está clasificada como presa de Categoría A según los criterios de la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones, ya que su rotura o funcionamiento incorrecto puede afectar gravemente a núcleos urbanos o servicios esenciales o producir importantes daños materiales o medioambientales.

La jornada ha estado dirigida especialmente a las autoridades locales, afectados y organismos intervinientes en caso de rotura o avería grave de la presa. Así, han estado presentes representantes de los ayuntamientos que pertenecen a la comarca del Matarraña, regantes, Guardia Civil, Bomberos, Agentes de Protección de la Naturaleza del Gobierno de Aragón, voluntarios de Protección Civil o AEMET, entre otros.

La elaboración del plan de emergencia de la presa de Pena implica la modernización de esta infraestructura, que da servicio a los regantes de Matarraña. Entre las medidas implantadas, se han instalado dos sirenas de aviso a la población en caso de emergencia, una en la presa y otra en el casco urbano de Valderrobres, y se ha dotado a la presa de una sala de emergencia, que constituye el lugar habitual de trabajo del personal de la presa. Asimismo, se ha creado una sala de equipos para el suministro eléctrico, videovigilancia y sistemas de comunicación.

Deja un comentario