La junta de portavoces del Ayuntamiento de Alcañiz se reúne con los afectados por el derrumbe de Pui-Pinos

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Alcañiz, encabezada por el alcalde, Ignacio Urquizu, se reunió  el  viernes 21 de junio con una delegación de los vecinos afectados por el desprendimiento del cerro de Pui-Pinos

Foto: de izqda, a dcha. Francisco José Lahoz, Ignacio Urquizu, Javier Baigorri, María Milián y Berta Zapater

La Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Alcañiz, encabezada por el alcalde, Ignacio Urquizu, se reunió el viernes 21 de junio en el Salón de Plenos de la Casa Consistorial con una delegación de los vecinos afectados por el desprendimiento del cerro de Pui-Pinos acaecido en 2017 y cuyas obras de consolidación siguen en curso. En el encuentro, los vecinos preguntaron por el estado de las obras, por los enseres que pudieran recuperar de sus domicilios siniestrados y por los plazos para volver a sus casas quienes pudieran tener garantizada la seguridad de las mismas, entre otras cuestiones. El alcalde y la Junta –además del primer edil estuvieron presentes como miembros provisionales de la misma hasta su nombramiento efectivo la próxima semana los concejales Francisco Javier Baigorri, Berta Zapater, Francisco José Lahoz y María Milián- explicaron a la delegación vecinal el contenido de los informes técnicos recibidos esta misma semana sobre la situación del cerro de Pui-Pinos, su consolidación –que está previsto finalice en el mes de septiembre próximo, salvo imprevistos- y los costes y financiación de los trabajos, entre otros puntos. Al término de la reunión, los afectados solicitaron al alcalde que se les volviera a convocar cuando la evolución de las obras aportara novedades significativas y realidades que pudieran ser de su interés, que son las mismas que desea el Ayuntamiento de Alcañiz: que se estabilice definitivamente el cerro de Pui-Pinos y se minimice cualquier posibilidad de nuevos desprendimientos, y que los afectados por el derrumbe de 2017 recuperen sus hogares y se facilite al máximo posible otros análogos a quienes les hubieran resultado completamente destruidos o fuera imposible su reconstrucción.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario