La DPT propone al Ministerio su proyecto de extensión de banda ancha para recibir fondos europeos

La expresión de interés del Área de Nuevas Tecnologías y Administración electrónica describe actuaciones por un valor total de 57.923.000 euros.

El diputado Antonio Amador señala que es un proyecto idóneo para ser incluido en los fondos de recuperación.

El Área de Nuevas Tecnologías y Administración Electrónica de la Diputación de Teruel ha enviado al Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital su propuesta para la extensión de la banda ancha en la provincia, que describe una serie de actuaciones con un valor total de 57.923.000 euros. El objetivo es ser incluido en la propuesta de reparto de los fondos europeos, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia trazado por el Gobierno de España.

El diputado de Nuevas Tecnologías de la Diputación de Teruel, Antonio Amador, ha dicho estar seguro de haber preparado “un proyecto idóneo para recibir parte de esos fondos europeos, que dedican más del 50% de su importe a la modernización y más concretamente a la transición digital. El objetivo de una cobertura total de datos de alta velocidad a todo el territorio responde claramente al objetivo de mitigar el impacto económico y social de la pandemia de coronavirus, consiguiendo unas sociedades mejor preparadas para los retos y las oportunidades de las transiciones ecológica y digital. Es el momento de la provincia y hay que aprovecharlo”.

La propuesta de la institución provincial responde a la convocatoria lanzada por el Ministerio el pasado mes de enero para identificar, mediante “expresiones de interés”, los proyectos que impulsen la transformación digital y la cohesión territorial a través de la extensión de la banda ancha de muy alta velocidad a toda la población, así como el despliegue de redes 5G en zonas poco pobladas. Tal como solicitaba la convocatoria, la meta es alcanzar una extensión con cobertura de 100Mbps para el 100% de la población en 2025 y, como hito previo, el 100% de cobertura de banda ancha de 30Mbps en 2023.

El Ministerio abrió un plazo para recibir manifestaciones de interés hasta el 15 de febrero, que es cuando llegó la de la Diputación de Teruel. Se trata de un proyecto elaborado con la asesoría de la Oficina Técnica puesta en marcha hace tan solo una semana con la empresa propia Tragsa a través de su filial Tragsatec y permite cumplir con los objetivos de la agenda España Digital 2025 y, en concreto, del Plan para Conectividad y las Infraestructuras Digitales y la Estrategia de Impulso de la Tecnología 5G, que prevén una inversión de 883 millones en el ejercicio 2021 y un total de 4.320 millones de euros en el periodo 2021-2025.

“Hemos empezado a dar uso a la oficina técnica de Tragsatec que, bajo la dirección de nuestra área de Nuevas Tecnologías, nos permitirá dar rapidez y agilidad a toda la tramitación necesaria para el despliegue de banda ancha, que va a ser mucha”, ha dicho Antonio Amador. “Van a ser meses de mucho trabajo para invertir adecuadamente los fondos que nos lleguen e informes como este que hemos presentado, comunicaciones con otras instituciones o pliegos de licitación y adjudicación van a estar a la orden del día, por eso necesitamos el refuerzo de personal y la experiencia en estos temas que nos ofrece la oficina técnica”.

La propuesta enviada al Ministerio por la Diputación de Teruel señala qué instrumentos se consideran los más adecuados para alcanzar los fines mencionados y en qué condiciones. Propone utilizar como base la infraestructura ya existente, aprovechando las torres de despliegue de la TDT o los armarios de fibra óptica el plan ConectAragon, pero también los recursos privados de los operadores de telefonía, red eléctrica o fibra oscura. Además, la institución se ofrece encargarse de incentivar a las operadoras de telecomunicación para la realización de dicho despliegue y se compromete, si es necesario, a hacerse cargo del 25% del coste.

El documento también señala razones por las que la provincia sería un buen territorio para experimentar los beneficios de la implantación de una banda ancha de alta capacidad, como su dispersión demográfica, el interés turístico de lugares remotos o la existencia de proyectos como la teleasistencia o las líneas de investigación orientadas al control de consumos energéticos o de reducción de contaminación. Cita la colaboración de organismos como la Universidad de Teruel, el Instituto Tecnológico Aragonés, la Plataforma Aeroportuaria, TechnoPark Motorland o CEEI Aragón.

La institución provincial señala la posibilidad de que la provincia sea un “territorio piloto” del ahorro energético y la mejora de la teleasistencia, desarrollando nuevas tecnologías en materia relativa al llamado “Internet de las cosas” (IoT), con el objetivo de estudiar la reducción de emisiones y mejorar el control preventivo en el servicio de atención dirigido principalmente a los y las mayores.

Pero, sobre todo, los motivos señalados por la propuesta de la Diputación de Teruel para que el proyecto sea estimado por el Ministerio son contribuir a la eliminación de las brechas territoriales y sociales, desarrollar económicamente el territorio, contribuir a la transformación y el desarrollo de los sectores productivos, fomentar el acceso a los servicios esenciales a distancia con una red robusta que permita mayores capacidades, recordando que la provincia de Teruel es la que que más zonas blancas, sin ningún tipo de despliegue de banda ancha, cuenta en su territorio, con un total de 306.

Deja un comentario