La DPT abre el plazo de solicitud de subvenciones para fondos bibliográficos en las bibliotecas municipales

La DPT aumenta en un 91% el presupuesto y destina 134.000 euros para la dotación de fondos bibliográficos para las bibliotecas de la provincia de Teruel

 El presidente Manuel Rando pide a los ayuntamientos que compren en la provincia para impulsar las ventas de las librerías locales

La Diputación de Teruel (DPT) ha abierto la convocatoria para la concesión de subvenciones destinadas a la dotación de fondos bibliográficos para las bibliotecas municipales de la provincia de Teruel en el año 2021. En total, se destinan para este fin 134.000 euros, un 91,42% más del presupuesto del año anterior, con el doble objetivo de mejorar la oferta de las bibliotecas municipales y aumentar las ventas en las librerías de la provincia, dentro de la estrategia de la institución provincial por ayudar a los sectores económicos afectados por la pandemia.

 

Manuel Rando, presidente de la DPT, ha explicado que, con esta línea de ayudas, “queremos apoyar al sector librero, por ello orientamos y pedimos a los ayuntamientos que compren en la provincia, en su zona, para que este sector, que también ha sido castigado este año, pueda salir de la crisis provocada por la pandemia de coronavirus”. Lo ha dicho en su visita a la Librería de Susana de Calamocha, uno de los establecimientos que se van a ver beneficiados por el aumento presupuestario.

 

“Desde el Ayuntamiento tenemos muy claro que los libros de la biblioteca tenemos que adquirirlos en negocios locales”, ha apuntado el también alcalde de Calamocha, “y si todos lo hacemos esta lína de ayudas supondrá, además de una mejora de nuestras bibliotecas, un impulso para estos establecimientos en la provincia”.

 

Esta línea de ayudas, de carácter anual, se rige por concurrencia competitiva y los fondos incluyen todo tipo de documentos, en cualquier tipo de soporte (papel, CD, DVD, etc), exceptuando las publicaciones periódicas (diarios y revistas). Podrán acogerse a ellas todos los ayuntamientos de la provincia de Teruel que cuentan con una biblioteca pública municipal que, hasta la aprobación de la Ley 23/2001, de 26 de diciembre, de Medidas de Comarcalización, pertenecían a la red de tutela provincial o autonómica.

 

 

 

El importe máximo que podrá recibir una biblioteca es de 9.000 euros. Las localidades con una población inferior a 350 habitantes, no podrán recibir una subvención superior a la cantidad mínima asignada a las localidades de 1.000 habitantes, y contarán con una aportación mínima inicial de 450 euros. Aquellas con igual o superior a 350 habitantes, 900 euros, las de igual o superior a 500, 1.500 euros, los municipios de igual o superior a 1.000, dispondrán de 2.200 euros, los de igual o superior a 3.000 habitantes, 3.600 euros, y aquellos de igual o superior a 5.000 habitantes, podrán recibir 4.500 euros.

 

“Se pretende colaborar con todos los ayuntamientos que tengan bibliotecas, aunque sean muy pequeñas, y dotarlos de materiales que hagan de la biblioteca un espacio más atractivo, para todos los usuarios, desde los más pequeños hasta las personas mayores”, ha explicado Manuel Rando.

 

Estas bibliotecas deberán cumplir las siguientes condiciones: tener un horario mínimo de apertura al público (6 horas semanales, en horario de tarde, a partir de las 16 horas), haber prestado servicio durante todo el año 2020 y contar con instalaciones independientes para prestar el servicio. Además, la concesión está sujeta a diferentes criterios, como el número de habitantes, la inversión del ayuntamiento, la relación laboral del personal de la biblioteca, el horario de apertura al público, la informatización y el funcionamiento (datos de lectura y actividades).

 

Las solicitudes deberán ser presentadas únicamente a través de la Sede Electrónica de la DPT (https://dpteruel.sedelectronica.es). El plazo de presentación es de 20 días hábiles a contar desde ayer jueves 24 de junio, después de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Teruel (BOPTE).

 

Se constituirá una comisión de valoración de carácter técnico como órgano colegiado al que corresponde evaluar las solicitudes presentadas, de acuerdo con los criterios establecidos en la convocatoria. Estará integrada por un empleado del servicio de Cultura y Turismo, uno de Bienestar Social y otro de Archivos-Bibliotecas.

 

 

Deja un comentario