La delegación de Alcañiz del Goiberno de Aragón sufrirá importantes reformas de mejora

Seis edificios públicos del Gobierno de Aragón se someterán a obras de rehabilitación energética con fondos MRR transferidos por el Ministerio de Transportes.

Aragón se beneficiará de 13,4 millones de este plan y contará además con la aportación cofinanciadora del Ejecutivo autonómico por valor de 5,2 millones.
Los trabajos se organizan en dos fases: la primera hasta septiembre de 2024 y la segunda hasta marzo de 2026.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana financiará con 13,4 millones de euros diversas actuaciones en seis edificios públicos del Gobierno de Aragón con el objetivo de conseguir unas tasas de rehabilitación energética de, al menos, un 30% del consumo de energía primaria no renovable en cada uno de los inmuebles donde se intervenga.

En concreto, el Gobierno de Aragón mejorará las condiciones de las Oficinas Delegadas de Alcañiz y Jaca, y del edificio situado en la calle Ricardo del Arco, 1 en Huesca. Estos tres inmuebles integran la fase 1 de los trabajos, que deberán estar concluidos el 30 de septiembre de 2024. Además, se actuará en otros tres, cuyos trabajos forman parte de la fase 2, que deberá concluir el 31 de marzo de 2026 y que afectarán al Edificio Pignatelli de Zaragoza, al ubicado en la calle San Vicente Paúl, 1, de Teruel, y la Oficina Delegada del Gobierno de Aragón en Calamocha.

Estas actuaciones, que precisan de un convenio de colaboración, que hoy aprueba el Gobierno de Aragón, entre el Ministerio y el Departamento de Hacienda y Administración Pública –en el que se integra la dirección General de Patrimonio y Organización que gestiona el convenio–, se enmarcan en el Programa de Impulso a la Rehabilitación de Edificios Públicos que ha diseñado el Gobierno de España como consecuencia del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que canaliza fondos Next Generation EU.

El servicio de Conservación de Bienes Inmuebles que depende de la Dirección General de Patrimonio y Organización ha llevado a cabo un estudio de diferentes edificios públicos propiedad del Gobierno de Aragón, así como de su estado, de los requisitos exigidos y de oportunidad para realizar la selección de los inmuebles que serán objeto de intervención con cargo a este programa.

Así, y aunque el principal objetivo de este programa es reducir un 30% el consumo de energía primaria no renovable en cada edificio, se pretende que las actuaciones tengan un carácter integral y que sean ejemplarizantes desde el punto de vista de la calidad arquitectónica. No obstante, el programa se organiza en cinco apartados que se abren a otros beneficios para la arquitectura, como la mejora de la habitabilidad, la resolución de los problemas de accesibilidad o incluso la mejora de la distribución interior de manera que se adapte mejor a las condiciones de trabajo.

La financiación de estas intervenciones ya organizó el pasado mes de julio el reparto de estas ayudas directas que para Aragón suponen 13,4 millones. Con esta cantidad se financiará el 100% de las actuaciones de eficiencia energética y la redacción de los proyectos correspondientes, mientras que el resto de proyectos recibirán el 85% de su precio. En cualquier caso, el importe subvencionado de las acciones no energética no podrá superar el tercio del total de la subvención.

De la misma manera, los MRR obligan a una cofinanciación, en la que se incluye el conjunto de tributos, impuestos y tasas que generen las obras y que obligan al Gobierno de Aragón a aportar 5,2 millones de euros.

Las obras

La Oficina Delegada del Gobierno de Aragón en Alcañiz se beneficiará de la instalación de placas fotovoltaicas, cambio de luminarias y regulación de iluminación, instalación de bombas de calor y aislamiento de la envolvente (cubierta parcial, porche, muros y carpintería). Además, se instalará un ascensor, puertas automáticas y un aseo accesible; se eliminarán las placas de fibrocemento y se mejorará la pintura y la instalación eléctrica.

La Oficina Delegada del Gobierno de Aragón en Jaca también instalará placas fotovoltaicas, actuará en la envolvente, cambiará luminarias, las regulará y optará por dotarse de bombas de calor. De la misma manera, incluye trabajos de pintura, mejoras en la instalación eléctrica y cambio de caldera de gasóleo por otra de condensación.

El edificio del Gobierno de Aragón en el número 1 de la calle Ricardo del Arco en Huesca, prevé la instalación de placas fotovoltaicas, cambio de bomba de calor, instalación de luminarias, regulación de iluminación y aislamiento de envolvente. Asimismo, modernizará los ascensores.

Ya en la fase 2, en el edificio Pignatelli se trabajará en colocar placas fotovoltaicas, cambio de luminarias. regulación de la iluminación, cambio de bombas de calor en dos sectores, aprovechamiento de la energía residual de las bombas de calor, renovación de ascensores, sistema de gestión de la climatización y aislamientos. Además, se intervendrá en un proyecto de ahorro de agua de riego del jardín, en pintura, techos desmontables, etc.

El edificio de San Vicente de Paúl, en Teruel, será acreedor de trabajos de ahorro energético, de cambio de la caldera de gasoil y de eliminación de placas de fibrocemento.

Finalmente, en la Oficina Delegada del Gobierno de Aragón en Calamocha se realizarán trabajos de mejora de la eficiencia energética, de mejora de la instalación eléctrica y de pintura.

El Gobierno de Aragón además de seleccionar los edificios que de manera más clara puede aprovechar estas ayudas ha tratado de asegurar la posibilidad de ejecutar las transformaciones en el tiempo asignado y de aportar equilibrio territorial en la selección

Deja un comentario