La conectividad y digitalización determinarán el desarrollo de las áreas despobladas en el siglo XXI

La Fundación Alternativas presenta el informe “Digitalización en la España despoblada”, que ha contado con la colaboración de Teruel Existe, y que concluye que la digitalización y la conectividad son las mejores oportunidades que jamás han tenido las áreas rurales para superar sus graves carencias.

La Fundación Alternativas ha presentado hoy el informe “Digitalización de la España despoblada” en un acto al que han asistido el diputado y los senadores de Teruel Existe, Tomás Guitarte, Joaquín Egea y Beatriz Martín, dado que la Fundación contó con la Agrupación de electores como colaboradores para su desarrollo transmitiendo la situación real que sufre el medio rural.

El presidente del Consejo Asesor de la Fundación, Nicolás Sartorius, ha presentado el evento, denunciando que la despoblación es “uno de los graves problemas del país, que implica un desarrollo enormemente desigual que debe corregirse”, afirmando que “la despoblación es el primer signo de la decadencia”. Ha indicado que el estudio presentado ha indagado precisamente en “la contribución de la revolución digital en la resolución de este problema”.

En la presentación del documento, Manuel Sierra, catedrático de universidad y director de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Telecomunicación (Universidad Politécnica de Madrid), ha afirmado que “el hecho de que el mundo rural sea capaz de subirse al tren de la digitalización va a ser crucial en su desarrollo o en su falta de desarrollo en este siglo XXI”.

Existe una brecha territorial digital que lastra al medio rural.

El informe constata que España dispone de una de las mejores redes de fibra óptica de Europa y del mundo, en cuanto a calidad y penetración, pero también confirma la existencia de una brecha digital importante entre el mundo rural y el mundo urbano, que está lastrando diversos ámbitos de desarrollo del medio rural. También recalcan que esta brecha no solo se debe a la falta de infraestructura sino a las carencias en capacitación digital de los habitantes, que puede traer consigo que el mundo rural pueda quedarse desconectado.

Para la Fundación Alternativas es importante destacar que la digitalización está ligada a la facilitación de la realización de los derechos humanos, en este caso de la población rural, vinculados a la educación, a la salud, a la libertad de empresa, a la asociación, a la participación política o a un medio ambiente sano. Afirman que “la actual dispersión poblacional en el medio rural impide, al menos en sentido pleno, el desarrollo de los anteriores derechos, a menos que no se acompañe de un apoyo explícito de las administraciones”.

El equipo que ha desarrollado el informe, indica, en definitiva, que sin una conectividad de alta capacidad “estaremos lastrando, una vez más, al entorno rural, no permitiendo el desarrollo de industrias basadas en tecnología, de formación de calidad a distancia, de servicios de telemedicina, la competitividad de la empresa de transformación agroindustrial o la educación de calidad de los niños del mundo rural”. Así, concluyen que reducir la brecha digital es preciso y urgente porque “la digitalización está propiciando la emergencia de una nueva era en la que los individuos y la sociedad van a verse radicalmente transformados y, como país, no podemos permitirnos que los territorios despoblados pierdan este tren mientras los territorios urbanos se suben a él”.  Aseguran que precisamente “en la revolución digital y la conectividad radican las mejores oportunidades que jamás han tenido las áreas despobladas para ponerse al día en la superación de las graves carencias que acumulan”.

La conectividad de 100 Mbps conlleva un impacto económico determinante y transformador

Manuel Sierra se ha referido a la Estrategia España Digital 2025 del Gobierno, que apuesta por “llegar al 100% de la población con una velocidad de 100 Mbps para el año 2025”. En esta propuesta, al igual que planteó Teruel Existe en sede parlamentaria, la Fundación se decanta porque esa conectividad sea simétrica y plantean que se lleve fibra óptica “al menos hasta un nodo y en el último tramo generar la conexión con un sistema 5G”.

Defienden el impacto económico directo de la conectividad de 100 Mbps en el mundo rural, y lo refrendan con alusión explícita a las conclusiones de la tesis doctoral de José Antonio López Muñoz “El impacto de la agenda digital en la España Rural”(2021), cuando señala que “las conectividades a velocidad de 100 Mbps consiguen elevar la renta media disponible en esas poblaciones, en comparación con las que no la disfrutan, en un 1,4%, han generado también un diferencial de incremento en las afiliaciones a la Seguridad Social del 3,1% y han conseguido reducir la tasa de paro en un 0,7%. Adicionalmente, se ha conseguido revertir esa despoblación alarmante de la España rural, presentando esas zonas, un diferencial de incremento del 1,9% de la población respecto a las Entidades de control. Ahora bien, otra realidad que se ha obtenido en este estudio es que esa situación no se consigue con conectividades a 30 Mbps. Es evidente que se consiguen mejoras, se consigue incremento de renta media, se consigue incremento de población, pero sus ratios quedan muy lejos de los obtenidos con 100 Mbps y no se pueden considerar realmente transformadores”.

En este punto, el informe considera que “la digitalización del ámbito rural es una asignatura pendiente porque el mercado se detiene allí donde la demanda no se expresa a lo grande y este es precisamente el caso de los territorios escasamente poblados”. Consideran fundamentada la existencia de un “fallo de mercado” que debe solucionarse con la intervención del sector público “adjudicando a proveedores privados la obligación de servicio público para territorios sensibles”.

Al término de la exposición, el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, ha trasladado a los asistentes que “los diagnósticos están casi todos hechos, el problema de la despoblación está asumido y las soluciones también están, pero no acabamos de comprender por qué no se aplican decididamente, que falta un punto de valentía, convencernos de que merece la pena para el conjunto del país apostar por solucionar de verdad este problema, como un problema estructural de primer orden, es lo que no acabamos de ver en la acción del Gobierno”.

Deja un comentario