Isabel García: “El Tribunal de Cuentas Europeo no pasa el primer examen para la aprobación de sus cuentas de 2020”

La eurodiputada aragonesa, Isabel García, vicepresidenta de la Comisión de Control Presupuestario de la Eurocámara y ponente del informe de la gestión de las cuentas de 2020 del Tribunal de Cuentas Europeo, ha anunciado que se ha decidido aplazar su aprobación tras las revelaciones sobre su presidente, el ex eurodiputado del Partido Popular Europeo Klaus-Heiner Lehne

Hace unos meses, una investigación periodística denunció que el colegio de miembros del Tribunal de Cuentas Europeo (órgano que se encarga de comprobar que el presupuesto de la UE se gestiona correctamente) no había respetado las normas éticas internas y de buena gestión financiera que se esperan de esta institución con respecto de su propio presupuesto. Estas acusaciones señalan en particular al presidente del tribunal, Klaus-Heiner Lehne, ex eurodiputado del Partido Popular Europeo. Como se ha confirmado posteriormente, Lehne compartía un apartamento en Luxemburgo con dos trabajadores de su gabinete y subalquilaba una parte, a pesar de que recibe una dieta mensual para este concepto. Además, el presidente habría realizado una serie de misiones oficiales con carácter político, contrario al deber de imparcialidad que se espera de los auditores europeos. Se cuestiona por otro lado el uso particular y privado que hacen los miembros del Tribunal de Cuentas de los coches oficiales, así como el uso de los gastos de representación.

Tras un examen exhaustivo de toda la información facilitada por el propio Tribunal de Cuentas Europeo (TCE), la Comisión de Control Presupuestario del Parlamento Europeo decidió, siguiendo la recomendación de la eurodiputada aragonesa Isabel García Muñoz, vicepresidenta de la Comisión de Control Presupuestario y portavoz de este tema, no conceder la aprobación y aplazar el voto final hasta octubre.

García ha destacado que, en este momento “aunque el Tribunal de Cuentas Europeo haya modificado recientemente sus reglas internas el uso que se hizo del presupuesto en 2020 no varía, además tenemos que estudiar si estas reglas son acordes a lo que recomienda el Parlamento en su resolución”. Por eso la aprobación definitiva se ha pospuesto, una de las opciones que prevé el procedimiento de aprobación de las cuentas anuales. “El tribunal es crucial para el funcionamiento de la Unión, para la gestión de su presupuesto y para mantener la confianza de nuestros ciudadanos y ciudadanas”, ha subrayado García. «Como el propio presidente Lehne ha manifestado en el pasado, para que la ciudadanía europea restablezca la confianza en la Unión es importante que las instituciones sean meticulosas y den buena cuenta de cómo se gasta el dinero», sostiene la ponente del informe Isabel García Muñoz.

“El Tribunal de Cuentas es el máximo auditor del presupuesto europeo y, por tanto, necesitamos poder responder a la pregunta ‘¿quién controla al controlador?’, porque está en juego la credibilidad de las instituciones de la UE”, apunta García. La eurodiputada ha pedido a este tribunal que se tome muy en serio “las recomendaciones que el grupo socialista y yo introdujimos en mi informe, y que han sido adoptadas por la mayoría, sobre la buena gestión financiera, la transparencia, y las normas éticas y que las apliquen a la forma en que esta institución gasta su dinero. El objetivo es restaurar el daño causado a su imagen y que no haya la más mínima sospecha de mal uso del dinero público en el futuro”.

Deja un comentario