Investigan en Calaceite a un vecino que atrapaba a gatos domésticos con jaulas para luego sacrificarlos

La Guardia Civil de Teruel investiga al presunto autor de un delito contra la flora, fauna y animales domésticos en Calaceite.

La colocación de jaulas trampas es un método prohibido por ser masivo y no selectivo, puesto que se pueden capturar especies silvestres, algunos de ellos protegidas.

A primeros de marzo, agentes de la Guardia Civil del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Alcañiz, investigaron al presunto autor de un delito contra la flora, fauna y animales domésticos por colocar jaulas trampa, en Calaceite.

El presunto autor colocaba jaulas trampas en un terreno agrícola de su propiedad, perfectamente armadas, camufladas y con cebo, con la finalidad de capturar gatos domésticos para darles muerte con un estoque metálico. Desde que empezó esta actividad ilícita, solamente había capturado un gato común, al que le dio muerte. Se trata de un método prohibido por ser masivo y no selectivo, puesto que se pueden capturar especies silvestres, algunas de ellas protegidas.

La zona donde estaban colocadas las jaulas trampa, está dentro del perímetro de protección del Águila-Azor perdicera (Hieraaetus Faciatus), catalogada en peligro de extinción. Según el R.D. 326/2011, del Gobierno de Aragón, por el que establece régimen de protección y recuperación del citado espécimen; cualquier actividad que se realice en la zona deberá tenerse en cuenta su planificación, ejecución y efectos sobre la especie y su hábitat.

Tanto las diligencias instruidas como la persona investigada fueron puestas a disposición del Juzgado de 1º Instancia e Instrucción nº 1 de Alcañiz.

Deja un comentario