Escolapios y La Inmaculada reciben la visita del diputado en el congreso Alberto Herrero

“Vamos a seguir actuando para evitar que una mala ley de educación, que ataca los derechos básicos de los ciudadanos recogidos en la Constitución, pueda dañar  varios de los pilares básicos de nuestro país”, ha señalado Alberto Herrero

Por su parte, Nacho Carbó ha reiterado “el compromiso del PP con la libertad y con una educación pública de calidad”

Unos días después de que tuvieran lugar en un gran número de localidades españolas, también Teruel y Alcañiz, marchas reivindicativas para mostrar la disconformidad con la Ley Orgánica de modificación de la LOE (LOMLOE), representantes nacionales, regionales y municipales del Partido Popular de Teruel han mantenido una reunión con los equipos directivos de los dos colegios concertados de la capital del Bajo Aragón, Escuelas Pías-San Valero y La Inmaculada.

Allí, tanto el diputado nacional, Alberto Herrero, como el autonómico, Juan Carlos Gracia Suso, y el portavoz de los ‘populares’ turolenses, Nacho Carbó, en compañía de otros representantes de la formación, han podido conocer de primera mano el sentir de esos dos centros escolares tras la aprobación de la denominada Ley Celaá en el Congreso de los Diputados.

Tal y como ha explicado el representante de los ‘populares’ turolenses en la Cámara Baja, la reunión también ha servido para exponerles cuáles son las iniciativas que el PP va a seguir desarrollando para evitar que esta nueva normativa educativa elimine la libertad de los padres para la elección de centro escolar, ponga en serio peligro a la educación concertada y especial, y elimine el castellano como lengua vehicular en todo el país. “Vamos a seguir actuando para evitar que una mala ley de educación, que ataca los derechos básicos de los ciudadanos recogidos en la Constitución, pueda dañar a varios de los pilares básicos de nuestro país”, ha indicado Herrero.

En ese sentido, el diputado del PP ha anunciado que esta ley “será derogada en el momento en el que los ´populares´ lleguemos a la Presidencia del Gobierno” porque “es mala para los estudiantes, perjudicial para las familias que ven muy coartados sus derechos, tremendamente injusta para los jóvenes que necesitan de la educación especial y cercana a aquellos que quieren limitar el uso y el aprendizaje de nuestra lengua común: el castellano”.

Es por ello por lo que Herrero ha recalcado que la formación que representa “estará siempre al lado de la enseñanza pública y concertada”. De ambas, ya que “constituyen las dos patas esenciales de un sistema que permitía que las familias pudieran escolarizar a sus hijos en función de sus convicciones”  y porque “los gobernantes debemos trabajar para seguir garantizando todas las opciones existentes y no denigrando a la escuela concertada por criterios absolutamente ideológicos y basados en mentiras”.

Unas razones que para el diputado del Partido Popular son “irrenunciables”, motivo por el que asegura que “no es comprensible” la abstención de Teruel Existe en este asunto “alineándose con formaciones como ERC o Bildu”, que pretenden “romper nuestro país”. “No han votado en contra de una ley que perjudica de gran manera a nuestra provincia y se han puesto al lado de aquellos que pretenden que el castellano deje de ser la lengua vehicular en todo el país”, ha lamentado, calificando a su vez la actitud mostrada por esa formación política como “comparsas de Sánchez y sus secuaces”.

CONVIVENCIA DE LA ESCUELA PÚBLICA Y CONCERTADA

“Tanto  las Escuelas Pías-San Valero, como el colegio La Inmaculada, tienen una larga implantación histórica en la ciudad y han prestado a la ciudadanía de Alcañiz y de todo el Bajo Aragón un gran servicio educativo”, ha puesto en valor el portavoz del Grupo Municipal en el Ayuntamiento de la localidad, Nacho Carbó, que ha reclamado también “suprimir muchos de los calificativos con los que se etiqueta a la escuela concertada y que en lugares como el nuestro están muy alejados de la realidad”.

“No son centros elitistas, sino que están implantados con mucho arraigo en la ciudadanía, tienen a numerosos alumnos de toda la sociedad alcañizana y comarcal, y están a la vanguardia en cuanto a la implantación de las técnicas educativas más innovadoras”, ha agregado el representante del PP en el consistorio de la capital del Bajo Aragón.

Ante la situación derivada de la aprobación de esta nueva normativa educativa, Carbó ha pedido a la sociedad alcañizana que “apoyemos a estos colegios porque la Ley Celaá busca acabar con este tipo de escuelas”. Unos centros que a su juicio “son el máximo exponente de la libertad de poder llevar a tu hijo al centro educativo que desee cada familia”.

En contraposición a los argumentos defendidos por otras formaciones políticas en las últimas semanas, Carbó ha reiterado “el compromiso del PP con la libertad y con una educación pública de calidad”, en el que “convivan la escuela pública y concertada”.

Deja un comentario