El presidente Rando hace una llamada “a la responsabilidad de todos” ante el elevado número de contagios

Lamenta que haya gente que no entiende que la covid-19 sigue ahí y que la normalidad no ha llegado aún pese al relajamiento de las medidas.

Rando, que ha participado en un programa televisivo sobre la Vaquilla, cree que es importante volver a dejar claro que este verano “no hay fiestas”.

El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, se ha mostrado muy preocupado por las altas cifras de contagios que ha notificado Salud Pública en la provincia de Teruel y que han provocado la vuelta a la fase 2 de alerta. Cree que es necesario volver a hacer “una llamada a la responsabilidad de todos” en un momento determinante, y lamenta que siga habiendo mucha gente que no entiende que la covid-19 sigue ahí y puede seguir haciendo mucho daño a la salud y provocar serios efectos sociales y económicos.

“Obviamente,  creo que hay que lanzar otro mensaje a la sociedad. Quizá no hemos sido lo suficientemente didácticos desde las instituciones o desde los medios de comunicación, pero hay que explicar el relajamiento de las medidas respecto al ocio no significa en ningún caso que haya vuelto la normalidad”, ha asegurado Rando durante su intervención en un programa de televisión dedicado a la fiesta de la Vaquilla. “Hay que seguir practicando la responsabilidad y, por supuesto, seguir las instrucciones que marcan los responsables de nuestra salud. Estar en un bar por la noche no exime de ponerse la mascarilla o de guardar la distancia social”, ha dicho.

Ante el preocupante aumento de contagios, justo antes del fin de semana de la no vaquilla en la capital, el presidente de la institución provincial ha pedido a todos los ayuntamientos que dejen bien claro que este verano “no hay fiestas”. “En la mayoría de los pueblos hemos optado por desarrollar un programa cultural importante, que no solo intente recuperar cierta normalidad, sino que ayude al sector. Pero esas actuaciones deben seguir teniendo muy presentes las medidas sanitarias básicas y, por supuesto, no se pueden permitir en ningún caso actividades que pongan en riesgo su cumplimiento”, ha dicho.

“Que no nos confundan los simbolismos, que pueden atraer a mucha gente. Las actividades deben normalizarse”, ha apuntado Rando  “no hay fiestas y, sobre todo, no hay peñas. La prohibición de abrir las peñas sigue vigente y hay ciertos comportamientos que no deben permitirse, en ninguna franja de edad. Nadie, ni siquiera por ser joven, tiene derecho a poner en riesgo a los demás, y si es necesario denunciar, se denuncia”.

El presidente ha asegurado sentirse “muy triste” por volver a la fase 2 de alerta, que obliga a restaurantes y al ocio nocturno a cerrar antes, aunque ha recordado que la Consejería de Salud ya había advertido que podía pasar ante determinadas cifras de contagios. “No podemos echar siempre la culpa a quien legisla. Si no cumplimos perjudicamos a nuestra salud y la economía de muchos sectores que ahora estaban teniendo otra oportunidad, como la hostelería. La sociedad en su conjunto debe aceptar su responsabilidad, y es momento de hacer una llamada a la responsabilidad de todos en un momento muy importante por el buen avance de la vacunación”, ha concluido.

Deja un comentario