El PP propone exenciones totales de la tasa de basuras para pymes y autónomos

El Grupo Municipal ha presentado sus enmiendas a las ordenanzas fiscales, en las que se recoge también la exención total de la tasa de veladores.

Revertir la subida del año pasado del IBI urbano y reducir el tipo impositivo del rústico son medidas también contempladas por los ‘populares’ para 2021.

En contextos extraordinarios se deben adoptar medidas de carácter extraordinario. Con esa premisa, el Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Alcañiz ha presentado sus enmiendas a las ordenanzas fiscales planteadas por el equipo de gobierno, en las que se recoge una bajada de impuestos para todos los ciudadanos y muy especialmente al tejido económico de la ciudad.

De la misma manera que el Partido Popular propuso el pasado mes de abril, en pleno confinamiento y como consecuencia de las grandes dificultades que estaban comenzando a sufrir las pequeñas y medianas empresas, así como los negocios de hostelería y restauración, en estos momentos han hecho lo propio para intentar “dar un balón de oxígeno” al tejido económico de la capital del Bajo Aragón, tal y como ha anunciado el portavoz de los ‘populares’, Nacho Carbó.

“El Ayuntamiento de Alcañiz tiene que echar el resto para salvar al comercio local y al tejido empresarial de la ciudad”, ha incidido el representante del Partido Popular. “Creemos que, ante un invierno tan frío como el que se avecina y con una primavera que se espera muy dura, con una crisis tan grave como hacía años que no vivíamos, debemos echar el resto y adoptar medidas coyunturales para que nadie pueda decir que su consistorio no hizo todo lo posible para que sobrevivan los autónomos y las empresas que desarrollan su actividad en la ciudad”, ha recalcado.

Para conseguir ese objetivo, Carbó ha recalcado que las medidas planteadas por el Partido Popular pasan por la exención total de la tasa de basuras a pymes y autónomos, además de la suspensión de la de veladores para los negocios de restauración. “Son varios de los colectivos más afectados en estos momentos y entendemos muy justificadas esas propuestas”, ha señalado.

Igualmente, los ‘populares’ también vuelven a poner el foco en la tasa del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), que ya experimentó una subida el año pasado y que pretenden revertir. Precisamente por ello, apuestan por volver a situar el tipo impositivo urbano en el 0,65, frente al 0,7 fijado por el equipo de gobierno actual, y reducir el rústico al 0,7, en contraste con el 0,8 en el que se encuentra determinado en la actualidad.

MITIGAR LOS EFECTOS DE LA PANDEMIA

La portavoz del PP en materia de Hacienda, Anabel Fernández, ha explicado a su vez que las propuestas presentadas por su formación tienen el objetivo de “mitigar y paliar los efectos de la pandemia”, ya que “nos está afectando en mayor o menor medida a todos los ciudadanos y, en algunos casos, con unos efectos devastadores”.

Es por ello por lo que reclama al equipo de gobierno del Ayuntamiento de Alcañiz que “esté al lado de los que más están sufriendo” y también que “sea valiente para afrontar el reto que tiene por delante”. “Solo hace falta ver que, con la entrada del nuevo decreto, muchos comercios han bajado la persiana y la pregunta que nos hacemos es si la van a volver a subir porque los ingresos son nulos, o prácticamente cero, y los costes muy elevados”, ha recalcado.

Ante esa realidad, Fernández ha puesto en valor la exención total de la tasa de basuras para pequeños negocios. Una iniciativa de la que se verán beneficiados iniciativas empresariales como bares y restaurantes, talleres, academias, carnicerías, pescaderías, etc. “Es decir, todo el tejido económico porque es el que da vida a nuestras calles y genera un gran número de puestos de trabajo en Alcañiz, que en su mayoría son empresas familiares, por lo que el daño por esta situación es todavía mayor”, ha subrayado.

También centran su atención en uno de los sectores que más está sufriendo esta crisis y que previsiblemente la seguirá padeciendo en los próximos meses; los negocios de hostelería. La portavoz en materia de Hacienda ha indicado que propone para ellos la exención de la tasa de veladores con el firme propósito de “reducir parte de los costes que tienen que afrontar en estos momentos en los que los ingresos son muy reducidos o inexistentes”.

Finalmente también se ha referido al IBI, sobre el que ha afirmado que “los ciudadanos no están en condiciones de seguir pagando el incremento que impuso el equipo de gobierno el año pasado y que ha repercutido en este complicado 2020”. Esa ha sido la razón esgrimida para justificar la rebaja del tipo urbano al 0,65 y el rústico al 0,7.

Deja un comentario