El PP del Bajo Aragón reclama que no se suprima ninguna ambulancia en el medio rural

El Grupo Popular ha presentado una propuesta para su debate en el pleno de este jueves, en la que instan a evitar la eliminación de ambulancias en la provincia y que en el Bajo Aragón supondría la supresión de la de Alcorisa y Mas de las Matas.

También se debatirá una iniciativa que reclama medidas de apoyo a establecimientos de servicios básicos en municipios de menos de 500 habitantes.

El pleno de la Comarca del Bajo Aragón, previsto para el 17 de febrero, debatirá sobre dos asuntos de especial importancia para el territorio: la situación del transporte sanitario urgente en la provincia, tras el anuncio del Ejecutivo autonómico de suprimir ocho ambulancias en el medio rural, y la prestación de ayudas a los establecimientos de servicios básicos en municipios de menos de 500 habitantes. Se hará a instancia del Partido Popular, que ha presentado sendas iniciativas para la sesión de este jueves.

Los ‘populares’ reclaman que no se suprima ninguna ambulancia en el medio rural. Si se da cumplimiento a los pliegos anunciados la semana pasada por parte del gerente del Salud, José María Arnal, y la gerente del 061, Amparo García, ocho localidades turolenses verán eliminados su vehículos asistenciales, con el enorme perjuicio que este hecho supone para el medio rural. En el caso del Bajo Aragón, las localidades de Alcorisa y Mas de las Matas se verían seriamente afectadas, así como los vecinos de toda la comarca porque se incrementarían los tiempos de respuesta y las distancias.

El portavoz del Partido Popular, José Miguel Celma, ha resaltado que la formación que representa “se pone al lado de todos los ciudadanos que demandan la mejor atención sanitaria posible y que también han alzado la voz en contra de un nuevo recorte del Gobierno de Aragón”. “No vamos a permitir que reduzcan un servicio tan esencial como es el transporte sanitario urgente y por eso demandamos que se traslade una opinión unánime de la Comarca del Bajo Aragón en contra de la reducción en la atención a los ciudadanos”, ha añadido.

Para Celma “no es una reclamación que tenga ningún color político”, sino que “es la demanda de tantas personas que solo quieren vivir en sus pueblos y también tener la mejor calidad de vida posible”. Es por ello por lo que ha solicitado una “rectificación inmediata” al Gobierno de Aragón, que pasaría por convertir lo que hoy son ambulancias asistenciales en Soporte Vital Básico y que supondría un desembolso de 400.000 euros.

“En lugar de recortar 84 millones de euros en Sanidad para 2022, lo que deberían hacer los responsables en la materia es mejorar la atención, no dejar desatendidas a las personas que viven en el medio rural y no jugar con la salud de tantos y tantos ciudadanos que hoy se ven desamparados por unos pliegos redactados de espaldas a las necesidades del territorio”, ha sostenido Celma.

AYUDAR A LOS SERVICIOS BÁSICOS

Muchas localidades de pequeño tamaño disponen de unos establecimientos públicos que, a la postre, se convierten en más servicio público que negocio. Tiendas, peluquerías o bares son algunos de ellos, que sobreviven en municipios de muy pocos habitantes no sin dificultades, porque no disponen de un gran número de potenciales clientes para garantizarles la supervivencia. Sin embargo son fundamentales para el día a día de los vecinos y para preservar su calidad de vida, especialmente a la población de mayor edad.

El Partido Popular en el Bajo Aragón considera “fundamental” que la institución comarcal “ponga su granito de arena” para garantizar que esos negocios no se vean abocados a cerrar sus puertas. Para conseguirlo, han presentado una propuesta para su debate en el pleno en la que instan al Gobierno de España y de Aragón a que esos establecimientos sean considerados “actividad fundamental” para establecer medidas de apoyo al alquiler y para sufragar costes laborales como la reducción del 20% que se permite en provincias como Teruel y que aún no son una realidad. Por eso reclaman la puesta en marcha “inminente” de esta actuación.

En consonancia con ello, el texto del PP también pone el foco en el Ejecutivo autonómico, al que solicitan la convocatoria de ayudas para los establecimientos de primera necesidad en el medio rural. Consistiría, de darse cumplimiento a las peticiones del principal partido de la oposición, en subvenciones para la adecuación de instalaciones y la adquisición de todo tipo de maquinaria que sea imprescindible para su actividad.

“Si de verdad quieren garantizar el empleo en el medio rural, así como la calidad de vida en los pequeños pueblos, es fundamental que pongan en marcha medidas de apoyo a todos esos negocios que todavía hoy siguen abiertos a pesar de tantas dificultades”, ha declarado José Miguel Celma. Al respecto considera que esas cuantías “posibilitarían fijar población y dar posibilidades de subsistencia a muchos municipios que hoy pierden habitantes a pasos agigantados”.

Deja un comentario