El PP de Teruel exige que la A-40 y la A-25 sean vías con cuatro carriles

El senador Manuel Blasco ha alertado que los estudios del Gobierno de España son un “gesto” para “apostar por vías de tres carriles en aquellos trazados en los que no hay rentabilidad de tráfico”.

“Mientras yo sea alcaldesa, Teruel no va a renunciar nunca a la A-40”, ha advertido Emma Buj.

Carlos Redón ha trasladado el sentimiento de engaño que hay en la Comarca del Jiloca tras conocerse los planes del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Los estudios planteados por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana con relación a las autovías A-40 (Teruel-Cuenca) y A-25 (Monreal del Campo-Alcolea del Pinar) plantean como opción más eficiente la transformación de sus itinerarios actuales en vías 2+1. Una posibilidad que echaría al traste con las esperanzas de todos los turolenses de disponer de una vez por todas de tan ansiadas infraestructuras por carretera.

La voz de alarma la han dado este lunes el senador del Partido Popular de Teruel, Manuel Blasco, y los alcaldes de Teruel y Monreal del Campo, Emma Buj y Carlos Sánchez, que han reiterado la exigencia de la formación en que la A-40 y la A-25 sean vías con cuatro carriles, en lugar de las intenciones que comienzan a vislumbrarse por parte del Gobierno de España.

Para Blasco, las declaraciones de la ministra responsable de la materia, Raquel Sánchez, en la que apuntaba a estudiar la rentabilidad económica de determinadas infraestructuras, supone un “gesto” para “apostar por vías de tres carriles en aquellos trazados en los que no hay rentabilidad de tráfico”. Es por ello por lo que ha recalcado la opinión de los ‘populares’ y ha instado al resto de partidos políticos a “dejar clara su posición”.

Con respecto al trazado que uniría las localidades de Teruel y Cuenca, el senador del PP ha calificado como una “auténtica desfachatez” que quieran transformar ese vial en una carretera de tres carriles porque se convertiría en un “embudo” con el resto del recorrido. Además ha apuntado a las peticiones realizadas por senadores ‘populares’ en las que instaban a que esta infraestructura continuara hasta Ávila, para hacer de ella una autovía “nacional” que “vertebraría desde Portugal al Mediterráneo, circunvalando Madrid”.

También ha puesto el foco en la A-25, que permitiría una conectividad a alta velocidad entre Monreal del Campo y Alcolea del Pinar. “Sería muy importante para el transporte del norte de la provincia y no vamos a desistir de reivindicarla”, ha señalado Blasco.

“MIENTRAS YO SEA ALCALDESA, TERUEL NO VA A RENUNCIAR NUNCA A LA A-40”

Como un tema “mayor” para la ciudad de Teruel. Así ha definido la alcaldesa de la capital, Emma Buj, la importancia de acometer la construcción de la A-40, que supondría unas obras de 150 kilómetros y que posibilitaría “dejar un futuro mejor a todos los turolenses”.

“Mientras yo sea alcaldesa, Teruel no va a renunciar nunca a la A-40” ha afirmado rotundamente Buj. Considera “clave” esta autovía para convertir a la capital en un “núcleo de comunicaciones”. “Tenemos la A-23, el Aeropuerto de Teruel, una plataforma industrial y otra logística. Por eso es crucial que la A-40 conecte Madrid con nuestra ciudad porque eso generará desarrollo económico”, ha añadido.

También ha recordado que “lo más cerca” que estuvo la provincia de Teruel de disponer de la A-40 fue durante los gobiernos de José María Aznar, tras los que la llegada del PSOE a la Presidencia del Gobierno y la elaboración de una declaración de impacto ambiental negativa firmada por la hoy ministra Teresa Ribera supusieron el inicio de los “problemas” que vive hoy esa infraestructura.

Es por ello por lo que ha alertado a la ciudadanía por la situación presente, que se asemeja a lo vivido con la construcción de la A-23. “El PSOE está haciendo lo mismo. Con la justificación de no saber por dónde iba a transcurrir la autovía no avanzaron entonces. Hoy, con todas las excusas que ponen, no están dando ni un paso”, ha advertido.

La alcaldesa de Teruel ha querido también puntualizar que su reivindicación con relación a la A-40 no supone, bajo ningún concepto, la renuncia a las obras de mejora de la Nacional 330, sobre la que ha incidido en sus deseos de que “empiece a arreglarse ya”. Tal y como ha concretado, el Ministerio debería haber comenzado la actuación en 2018 y todavía no lo ha hecho, en un trazado muy relevante porque los municipios “necesitan buenas conexiones y carreteras”.

SENTIMIENTO DE ENGAÑO

Por su parte, el alcalde de Monreal del Campo, Carlos Redón, ha querido trasladar públicamente el sentimiento que hay en su localidad y también en la Comarca del Jiloca con relación a la construcción de la A-25. Ha lamentado que se sienten “engañados” porque “era muy bonito comprometerse con nuestro territorio para construir una autovía para que luego vengan vendiéndonos las carreteras con tres carriles”.

Redón ha exigido “el cumplimiento de lo prometido”, que para el alcalde “no es más que lo que nos merecemos”. En el caso de su municipio, ha subrayado el enclave estratégico que ocupa como “centro neurálgico” de comunicaciones por carretera con la intersección de las nacionales 211 y 234, además de la autovía A-23. “Hace años se habló de la construcción de la A-25 y hoy estamos viendo estas noticias en los medios de comunicación”, ha lamentado.

Deja un comentario