El Partido Popular se opone al “recorte” del Gobierno de España en el transporte por carretera

El Grupo Popular en la Diputación Provincial de Teruel ha presentado una propuesta para rechazar los planes del Ejecutivo central de suprimir las paradas en 151 municipios aragoneses, de los cuales 54 son turolenses.

Yolanda Sevilla ha calificado como “inadmisible” que más de medio centenar de pueblos de Teruel se queden sin paradas de autobús.

Un nuevo mazazo al medio rural y muy especialmente para nuestro territorio. Así han definido desde el Partido Popular la propuesta formulada por el Gobierno de España sobre el transporte por carretera, que suprime las paradas de los autobuses en un total de 151 municipios aragoneses, de los que 54 son de la provincia de Teruel.

Ante una nueva decisión “dañina” para el territorio, el Grupo Popular en la Diputación Provincial de Teruel ha presentado una moción para su debate el próximo miércoles en el pleno ordinario, en la que instan a que la institución rechace la propuesta del Gobierno de España y también inste al Ejecutivo autonómico para que se oponga y realice las “acciones oportunas” para que el nuevo Mapa Concesional de Transporte Público Interurbano de Viajeros que diseña el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana “mantenga todas las paradas en los municipios aragoneses”.

Desde que se tuvo conocimiento de esas intenciones del Gobierno de España, el Partido Popular ha mostrado su rechazo ante un nuevo “recorte” del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Una posición que se ha materializado con la presentación de sendas Proposiciones No de Ley en el Congreso de los Diputados y en las Cortes de Aragón, además del texto que se ha registrado en la Diputación turolense y que es similar a la del Parlamento autonómico.

La diputada del Partido Popular en la institución provincial, Yolanda Sevilla, considera “inadmisible” que más de medio centenar de pueblos de Teruel se queden sin parada de autobús, lo que “limitará las posibilidades de desplazamiento y la capacidad de los habitantes de los pueblos, especialmente para los colectivos más necesitados de ello como son las personas mayores o los estudiantes”. Una decisión que supone una “pérdida notable y palpable” de servicios, lo que se traduce en un “empeoramiento de la calidad de vida y de las posibilidades de que los municipios no pierdan población”.

Para Sevilla, las administraciones públicas deben “poner toda su atención y esfuerzo en favorecer la igualdad de oportunidades entre todas las personas” y, para conseguir ese objetivo, “eliminar las paradas de autobús en los municipios no es la solución”. “En lugar de garantizarlas y protegerlas para que nuestros habitantes sigan teniendo posibilidades de desplazamiento y de quedarse a vivir en sus pueblos, las suprimen porque solo piensan en la rentabilidad económica, no en la social”, ha añadido.

¿ESO ES LUCHAR CONTRA LA DESPOBLACIÓN?

La lucha contra la despoblación está de actualidad, aunque solo sea para introducir ese concepto en los discursos públicos de los responsables gubernamentales en España y Aragón. A la hora de la verdad, las actuaciones que acometen no solo no sirven para revertir ese fenómeno, sino que lo que hacen es acelerarlo.

“¿Eso es luchar contra la despoblación?”, se ha preguntado Sevilla, para la que la supresión de paradas de autobús en 54 municipios turolenses denota “desconocimiento total de la realidad que se vive en la provincia, de la necesidad que tienen nuestros vecinos y de la utilidad de un servicio que es demandado y necesario para muchas personas”.

“Basta ya de que las decisiones tan trascendentales se adopten desde la moqueta de un despacho en Madrid o en Zaragoza, sin ni siquiera haberse interesado por los problemas reales de los habitantes del medio rural, ni por haber conocido en primera persona sus demandas, necesidades y anhelos”, ha complementado.

Deja un comentario