El Partido Popular alerta del “recorte continuado y sistemático” del Gobierno de Aragón en la provincia de Teruel

Ana Marín y Jesús Fuertes han denunciado la pérdida de horas de servicio del transporte sanitario urgente en la provincia que pretende establecer el Ejecutivo autonómico, dotando de una gran inseguridad a los habitantes del medio rural.

Han solicitado a la consejera de Sanidad que rectifique y que modifique los pliegos, dotando a todos los servicios de 24 horas de activación y del personal sanitario necesario en todo momento.

El nuevo pliego del transporte sanitario urgente en Aragón sigue sin satisfacer las demandas y necesidades de los turolenses, con especial atención en aquellos que residen en el medio rural. Si el pasado 11 de febrero el Gobierno regional anunció las líneas maestras de lo que iba a ser el funcionamiento del servicio, en las que se recogía la desaparición de ocho ambulancias en nuestra provincia, la presión popular y política les llevaron a rectificar pero no de manera completamente satisfactoria, puesto que con el pliego definitivo el territorio pierde horas de servicio, generando una gran indefensión e inseguridad.

Esa ha sido la crítica manifestada este miércoles por la portavoz de Sanidad del Grupo Popular en las Cortes de Aragón, Ana Marín, y por el también diputado, Jesús Fuertes, que han alertado a la ciudadanía del “recorte continuado y sistemático” del Gobierno regional en la provincia de Teruel. Un comportamiento que ha vivido un nuevo capítulo con la publicación de los pliegos para el transporte sanitario urgente.

Ana Marín ha instado al Ejecutivo autonómico a rectificar y a entender que “la idiosincrasia de nuestra provincia y las distancias entre los municipios hacen necesario que las ambulancias de Soporte Vital Básico estén operativas todas las horas del día”. Una posibilidad que los representantes ‘populares’ apuntan que se podrían cumplir con 24 horas de presencialidad o, al menos, con 12 horas presenciales y el resto localizadas.

La portavoz de Sanidad del Grupo Popular ha recalcado que la ley le permite al Ejecutivo autonómico una modificación de los pliegos para atender las demandas de los turolenses, así como también para dotar a estos servicios del personal médico y de enfermería necesario, sin restar efectivos a los centros de salud o los hospitales. “Es una cuestión de voluntad política porque se trata de un aspecto fundamental para la ciudadanía y no se pueden escatimar esfuerzos presupuestarios para ello”, ha agregado.

Esta actuación permitiría que las ocho ambulancias convencionales que se convierten en Soporte Vital Básico estuvieran operativas las 24 horas del día, no las 12 horas que plantea el nuevo pliego. Y también supondría que las ya existentes en Híjar y Mosqueruela, que disponían en la actualidad de 7 horas presenciales y 17 localizadas, no permanecieran desactivadas la mitad de cada jornada cuando entrara en vigor el nuevo ordenamiento. Una realidad que, a juicio de la diputada del PP, “resta servicios, atención y seguridad a los ciudadanos”.

MERMA EN LAS UVIS

Si especialmente preocupante es la distribución del servicio del transporte sanitario urgente en relación con las ambulancias de Soporte Vital Básico, no lo es menos la que vivirán las UVIS en la provincia. Aunque la de la ciudad de Teruel mantiene la presencialidad 24 horas, los fines de semana estará dotada únicamente de enfermería, lo que obliga a que sea cubierta por el médico de guardia del centro de salud correspondiente o del hospital.

En la capital del Bajo Aragón el cambio es incluso peor. De las 24 horas diarias presenciales actuales, se va a pasar a 12 horas y el resto no estará operativa. Un hecho al que hay que unir que los fines de semana tampoco contará con médico, mermando todavía más un servicio ya de por sí paupérrimo.

“Son absolutamente insuficientes las condiciones del servicio en la provincia de Teruel y supone un nuevo insulto a la ciudadanía que está viendo cómo el Gobierno de Aragón continúa con su ataque sistemático a los servicios públicos que se prestan en Teruel”, ha señalado Ana Marín, que ha advertido que “continuaremos con las reivindicaciones hasta acabar con estos recortes.

HELIPUERTOS

Tras la polémica generada por la Consejería de Sanidad a la hora de anunciar su primer diseño de pliegos del transporte sanitario urgente, el Gobierno de Aragón se apresuró en anunciar la construcción de helipuertos en todas las comarcas de la Comunidad. Eso sí, con una salvedad, el coste debería ser asumido por las administraciones comarcales a cargo de sus remanentes.

Para Jesús Fuertes, la puesta en marcha de los helipuertos debe ser “complementario” al diseño y desarrollo de un transporte sanitario terrestre “de calidad y cercano”, ya que “es lo más importante” para “garantizar la salud y la seguridad de los ciudadanos”.

La construcción de esos helipuertos supondrá una inversión de 200.000 euros y es para Fuertes una nueva evidencia de la manera de comportarse del Gobierno de Aragón: “ellos invitan y otros pagan”. “Con esta medida han creado indefensión en las comarcas porque deben asumir su coste cuando no tienen ninguna competencia en materia sanitaria”, ha complementado.

Deja un comentario