El Partido Aragonés impulsa en el Senado una moción para transformar la Cámara Alta en órgano de representación territorial

La Comisión General de las Comunidades Autónomas del Senado ha aprobado una moción impulsada por el PAR y UPN, en la que se insta a la Cámara Alta a iniciar los trámites necesarios para transformar el Senado en auténtica Cámara de representación territorial.

El programa electoral de Partido Aragonés para el año 2019, señalaba entre sus objetivos la consideración como elemento político “imprescindible convertir el Senado en una cámara de representación territorial y de coordinación entre las comunidades autónomas y el Estado.”. Ese mismo objetivo, se trasladó al Acuerdo de Investidura y Gobernabilidad para la X legislatura en Aragón, suscrito por las cuatro fuerzas políticas que sustentan el gobierno de la Comunidad. De este modo el punto 132 del documento recoge entre los objetivos a alcanzar en cuanto al modelo de Estado: “Reclamar que el Senado se constituya en una verdadera cámara de representación territorial, que sirva de coordinación entre el Gobierno de España y las comunidades autónomas.”

En este sentido, el senador autonómico del Partido Aragonés ha recogido dichos compromisos en una moción que ha presentado conjuntamente con el resto de los grupos que integran el grupo mixto en la Cámara Alta (con la excepción de VOX), es decir Unión del Pueblo Navarro (UPN), Partido Aragonés (PAR), Partido Regionalista de Cantabria (PRC), Agrupación Socialista Gomera (ASG) y Teruel Existe.

Textualmente, la moción insta al Senado a “iniciar, en el plazo de seis meses, los trámites precisos para abordar la reforma de la Cámara Alta con el fin de que asuma la función constitucionalmente reconocida como Cámara de las Comunidades Autónomas” y a que “en el plazo de un año, presente un informe que recoja a tal fin las modificaciones precisas tanto en el Reglamento de la Cámara como en la Constitución”.

En su exposición de motivos, y tras recordar los sucesivos intentos fallidos que se han venido realizando hasta la fecha para reformar el Senado, los grupos firmantes denuncian el escaso protagonismo que éste ha tenido durante la actual crisis sanitaria, y argumentan que no puede ocurrir lo mismo de cara al futuro, donde nuestro país tendrá que abordar retos como la crisis soberanista en Cataluña, la financiación autonómica y local, y la vertebración territorial, incluida “la revisión de criterios y políticas que den respuesta a la reclamación en pie de igualdad para la llamada España Vaciada”.

La moción fue defendida por el senador aragonesista Clemente Sánchez – Garnica, quien señaló que el Senado debe ser el espacio institucional en el que defender “la identidad, el autogobierno y la participación de las comunidades autónomas”, facilitando la cogobernanza, un “lugar común” para abordar retos como el desafío soberanista de Cataluña, la mejora de la financiación autonómica o el reequilibrio territorial, “con la revisión de criterios y políticas que den respuesta a la España Vaciada”. El senador aragonés también ha afirmado que, pese a los numerosos intentos anteriores, la reforma del Senado no se ha producido por “falta de voluntad política”.

La Moción ha prosperado, contando con 29 votos a favor (grupos Mixto, Socialista, Izquierda Confederal y Nacionalista), 26 votos en contra (grupos Popular, Vasco y Esquerra Republicana-Euskal Herria Bildu) y una abstención (Ciudadanos).

El senador del PSOE, grupo mayoritario en la Cámara, Antonio Julián Rodríguez ha mostrado su apoyo a los proponentes en una iniciativa que “los socialistas defendemos desde hace muchos años”, y que, en su opinión, puede “ir más lejos” del mero carácter territorial del Senado, profundizando en retos como la despoblación o la financiación autonómica.

Deja un comentario