El mundial de MotoGP continúa su carrera (logística) desde MotorLand Aragón

Tras finalizar este domingo la última carrera del Gran Premio Animoca Brands de Aragón comenzó la carrera logística para trasladar todo el material del paddock al Gran Premio Motul de Japón.

Toda la carga se ha revisado en el propio circuito y ha salido ya “precintada” hasta el aeropuerto de Zaragoza para embarcar directamente en los aviones.

La frenética actividad que se pudo vivir en el trazado alcañizano durante todo el fin de semana con las carreras del mundial de MotoGP no finalizó con la bandera a cuadros. Es más, en ese momento comenzó una carrera que acabará cuando todo el material del mundial (incluidas las motos) llegue hasta el circuito de Motegi para celebrar la decimosexta prueba del mundial. Lo único que no se traslada son los hospitalities de los equipos que no se montan en las carreras fuera de Europa.

Imagen del paddock el domingo por la tarde tras finalizar la actividad deportiva en pista.

MotorLand Aragón único circuito mundialista que afronta un entramado logístico de esas características.

Y es que, en MotorLand Aragón se ha vivido un hecho histórico ya que es la primera vez en el mundial de MotoGP que el propio circuito ha sido utilizado para preparar todo el dispositivo para embarcar directamente el material desde el circuito en los aviones con destino a Japón. Un trabajo que comenzó nada más acabar las carreras y que ha finalizado en la madrugada del lunes al martes.

Todo el proceso ha estado supervisado por una empresa privada certificada por la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea) para chequear y verificar todo el material que posteriormente se metió en los cuatro aviones de gran carga que estaban esperando en Zaragoza. De esta forma, en el propio circuito se inspeccionó todo el material, se llevó a una zona limpia sin inserciones externas y se paletizó todo el material para que, tras meterlo en los camiones y certificar que todo estaba correcto se trasladó directamente para cargarlo en los aviones en el aeropuerto de Zaragoza. Un entramado logístico que afrontó el mundial por primera vez, ya que nunca se había realizado este trabajo en ningún circuito. Un control absoluto de la carga con el objetivo de acortar los plazos para llegar lo antes posible a Japón.

Horas de duro trabajo durante toda la noche del domingo hasta la madrugada del lunes al martes.

Dada la premura en tener todo listo para hacer volar los aviones a Japón, el trabajo comenzó nada más acabar la actividad en pista (el domingo) y ha durado hasta esta madrugada (del lunes al martes).

Durante todo este proceso se programaron tres grandes zonas de trabajo: pit lane, zona de TV compound y zona de boxes (del 25 al 36). Así, el pit lane fue lo primero que se vació para dejar paso a los camiones (17 en total los que pasaron por el pit lane para cargar en esta primera tirada) y así se organizasen para poder recibir los diferentes materiales que trasladarían al aeropuerto de Zaragoza, que será la base para transportar el material. Por otro lado, en la zona del TV Compound (dentro del paddock de MotorLand) también comenzó otra carrera para recoger todo el cableado, antenas y diferente material que utilizan las televisiones para poder retransmitir las carreras. Por último, de los boxes 25 al 36 también se utilizaron como zona de carga de camiones. Paralelamente, otros 7 camiones extra se situaron en otra zona del circuito listos y esperando la llamada para ir cargando materiales. Además, había otros 7 camiones rotando entre circuito-aeropuerto-circuito para transportar todo. Así, la actividad desde el domingo a las 17h y hasta la madrugada del lunes al martes fue a contrarreloj y con un laborioso plan de trabajo bien planificado por Dorna. Primero los equipos con el desmontaje del material en cada uno de los boxes; segundo, los controles de todos los materiales (herramientas, recambios, equipamientos, material…) para, posteriormente, paletizar y embalar para poder meterlo en los diferentes camiones, precintar absolutamente los mismos y poner rumbo al aeropuerto de Zaragoza; una vez allí meter la carga en los aviones directamente y volver al circuito para realizar nuevamente el mismo procedimiento.

Un viaje que comenzó el mismo domingo tras las carreras y que finalizará el jueves por la noche cuando lleguen a Japón tras recorrer medio Mundo

Todo este proceso se dará por terminado el jueves cuando todo el material llegue hasta Tokio. Una vez allí deberán de realizar un trayecto de unos 150 kilómetros hasta Motegi, donde ya por fin podrán desembalar y comenzar a montar los diferentes boxes de los equipos.

Deja un comentario