El Ministerio condecorará a los tres policías locales por el desalojo de los vecinos en Pui Pinos

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»2_3″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

El Ministerio del Interior condecorará a los tres policías locales que desalojaron a los vecinos durante la madrugada del 18 de abril antes del derrumbamiento del cerro Pui Pinos. Los policías Jairo Bernabé Gracia, José Ángel Lecina Aragón y Sergio Piazuelo Catalán recibirán las Medallas de Bronce al Mérito de la Protección Civil con distintivo azul mañana, 16 de junio, en la Escuela Nacional de Protección Civil, ubicada en Rivas Vaciamadrid (Madrid).

Al acto, que estará presidido por el Ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, acudirán, por parte del Consistorio alcañizano, el alcalde de Alcañiz, Juan Carlos Gracia Suso; el concejal de Seguridad Ciudadana, Nacho Esparrells, y el jefe de la Policía Local, Pedro Obón. Además, se contará con la presencia del Subsecretario del Interior, Luis Aguilera; el Director General de Protección Civil y Emergencias, Juan Díaz, y con otras autoridades como el Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde.

Este acto de reconocimiento tiene lugar cada año para realizar un homenaje a todas las personas y organismos especialmente destacados en el cumplimiento de sus funciones en el ámbito de la Protección Civil y de las emergencias. En esta edición, se reconocerán a alrededor de 50 personas a nivel nacional por sus méritos y, en total, se espera que acudan al acto unos 300 asistentes.

Los policías locales condecorados recibieron una llamada de aviso sobre las dos de la madrugada del 18 de abril. Un vecino les alertó porque había escuchado varios ruidos en la zona posterior de su vivienda procedentes de pequeños desprendimientos en el talud del cerro Pui Pinos. Tras realizar labores de supervisión, decidieron desalojar a los vecinos de las viviendas número 61 y 63 de la calle Muro de Santiago.

Con esta decisión, se evitó que no hubiera víctimas mortales cuando, alrededor de las cinco de la madrugada, se produjo el desprendimiento de parte del talud. Además de los policías, se personaron en el lugar dos bomberos de Diputación Provincial de Teruel, Luis San Juan y Jorge Barea.

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_3″][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario