El Instituto de Humanidades y Patrimonio de la UNED abre su sede en Alcañiz para traer un equipo estable de investigadores

 La firma del convenio de colaboración entre el Ayuntamiento de Alcañiz y la UNED pone en marcha la actividad del Instituto de Investigación en Humanidades y Patrimonio UNED-Alcañiz, centro de trabajo radicado en la ciudad para mantener aquí un equipo estable de investigadores y personal de apoyo dedicado al estudio y la divulgación constante de material científico dedicado a la historia, la cultura y el patrimonio con Alcañiz como escenario referente. El Espacio Atrium, junto a la Glorieta, dotará de un primer espacio a este equipo de trabajo con el objetivo de poner en marcha a medio plazo una residencia estudiantil. Ambos centros, junto con la remodelación de los Torreones, ya adjudicada y pronto en marcha como sede de la actual aula de grados de la UNED, configurarán un primer campus de educación superior para la capital del Bajo Aragón.                  

Una jornada de reflexión y debate sobre Universidad y Territorio, en la que se trata el papel de la universidad en los territorios rurales, da el pistoletazo de salida hoy mismo al trabajo de este nuevo Instituto de Humanidades en Alcañiz. Un coloquio entre el alcalde Ignacio Urquizu, sociólogo de la Universidad Complutense de Madrid, y la antropóloga territorialista Beatriz Nates, profesora de la Universidad de Caldas en Colombia, escenifica el protocolo recién firmado este miércoles en el Palacio Ardid. La jornada se engloba también en los actos que el Departamento de Filosofía de dicha facultad está llevando a cabo en relación a la conmemoración de los 50 años de creación de la UNED.

Y da inicio, con carácter oficial, a las actividades de este nuevo centro del aula de la UNED, que aspira así a seguir incrementando la comunidad educativa universitaria que ya trabaja en nuestra ciudad vinculada con esta institución. “Muy contentos de que la UNED haya aceptado este desafío y traiga a Alcañiz las actividades de este Instituto de Humanidades y Patrimonio. Se desplazarán investigadores a Alcañiz, habrá cursos, seminarios, divulgación científica… Hablamos de un proyecto de largo recorrido y que marcará un punto de inflexión en nuestra ciudad”, manifiesta el alcalde Ignacio Urquizu. “La mejor forma de combatir la despoblación es el conocimiento y la ciencia, y el pasado ligado al humanismo que tiene Alcañiz, que hemos venido trabajando desde hace tiempo, podrá tener un salto de calidad con contenido de rango científico y universitario gracias a este centro adscrito a la UNED”.

Uno de los aspectos que fomentará este Instituto de Humanidades y Patrimonio con proyección territorial serán las estancias de investigación. Con la creación de una residencia de investigadores en Alcañiz, el centro fomentará la interacción entre los investigadores y, por lo tanto, la creación y consolidación de conocimiento; el desarrollo de proyectos de investigación de carácter transversal y con retorno social; la formación especializada en los distintos ámbitos humanísticos y, en particular, aquellas actividades que requieren presencialidad y/o con vinculación directa al territorio. Los primeros programas de investigación traerán a la ciudad a lo largo del curso que viene a tres investigadores.

Y, en este sentido, el nuevo centro de la UNED prepara ya un Seminario de Recuperación y Reinterpretación del Patrimonio Arquitectónico de Alcañiz (SERPA), que tratará sobre las necesidades de regeneración de los usos en los cascos históricos, y de la que saldrán una batería de propuestas e ideas en torno a la ubicación de esta futura residencia de estudiantes, entre otras iniciativas, basada en el aprovechamiento de los recursos y en la economía de medios. Rosa María Martín Aranda, vicerrectora Primera de la UNED, destaca el enorme atractivo de Alcañiz para ubicar un centro de estas características, “un instituto que por vez primera se crea fuera de Madrid. Es un hito. Queremos que la gente que venga aquí pueda vivir, sentir y estudiar el patrimonio de esta ciudad”.

Antes de eso, una agenda de cursos estivales, una Escuela de Verano que ya empezará a funcionar en este mes de julio. Va a consistir en dos cursos de relevancia en los ámbitos de la educación y el patrimonio artístico. El primero: «Afrontando los retos de la educación rural: análisis de la cuestión y desarrollo de vías de potenciación», bajo la dirección de Elena Bárcena Madera y que pretende abordar los principales desafíos específicos asociados actualmente con la formación y la educación en territorios rurales poco poblados. El segundo, «Miradas desde el Patrimonio», con la dirección de Antonio Perla, reivindicará la recuperación y la patrimonialización de los símbolos culturales más apartados con el objetivo de evitar la pérdida de los legados que atesoran. “Es un desafío para la sociedad turolense, un proyecto referente que puede servir de ejemplo y referencia para otros muchos más”, señala el presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando.

Archivo radiofónico histórico

Uno de los objetivos del IHUPA va a ser la recuperación y digitalización de fondos documentales de difícil acceso que permitan su investigación y difusión. La dificultad de este acceso puede producirse por dos motivos: porque formen parte de archivos dispersos por las poblaciones periféricas de nuestra geografía, sin un adecuado procedimiento de conservación y difusión; o porque se encuentren en formatos obsoletos que impidan su reproducción, como es el caso de los archivos audiovisuales y sonoros. Así, se pretende crear desde Alcañiz el archivo radiofónico histórico de la UNED, lo que permitiría poner en abierto, a disposición de los investigadores y del público interesado, miles de horas de grabación de numerosos intelectuales, científicos, políticos, artistas y otras personalidades, tanto nacionales como internacionales, realizadas en los primeros veinte años de esta universidad.

Por fin, se trabajará en la organización sistemática de los documentos en formato digital sobre Alcañiz. y se plantea un proyecto de investigación en Humanidades Patrimonio y/o Estudios Territoriales, que pueda tener como resultado la presentación de una tesis doctoral y que estudie algún aspecto social y/o cultural de relevancia para Alcañiz, su comarca y/u otras con las que compartan circunstancias y retos. El IHUPA proporcionará alojamiento al/a investigador/ha seleccionado en la residencia de investigadores y una dotación económica de hasta 6.000 euros. Asimismo, el Instituto de la UNED colaborará en la programación de eventos de Alcañiz, y se sumará a proyectos que considera ya «tan interesantes como el Festival Castillo de Alcañiz».

“La idea es desarrollar un conjunto de actividades académicas, congresos, cursos, e ir atrayendo personal vinculado que nos obligará a ser mejores en muchos aspectos”, reflexiona el alcalde de Alcañiz, “la UNED es un elemento más de desarrollo de la ciudad, una nueva locomotora por la actividad que va a generar aquí, y que nos permitirá convertir el Casco Histórico de la ciudad en un campus universitario de primer nivel”. El Patronato del nuevo Instituto de Humanidades y Patrimonio integra a la propia UNED y al Ayuntamiento de la ciudad, junto con el Ministerio de Transición Ecológica y el de Universidades, el Gobierno de Aragón y la Diputación de Teruel. Con el nuevo de Alcañiz, la UNED mantiene en marcha tres institutos de investigación, los otros dos en Madrid.

Reforma Torreones

Mientras avanza la implantación de este nuevo Instituto de la UNED, así como el desarrollo de los grados que ya se imparten desde las instalaciones de TechnoPark, el Ayuntamiento de Alcañiz ha adjudicado ya la remodelación de los Torreones, que servirá como nueva sede educativa del aula de la UNED en nuestra ciudad. El proyecto plantea un programa de necesidades que ejecutará tres aulas de entre 10 y 15 alumnos, tres o cuatro despachos para profesores, y una zona diáfana donde se crearía una zona de estudios y un pequeño Salón de Actos donde se pudiesen llevar a cabo proyecciones. Adjudicados los trabajos en algo menos de 590.000 euros, el plazo de ejecución de en torno a cinco meses marca 2023 como el traslado de las instalaciones.

Localizado en la zona alta del río Guadalupe, el edificio se emplaza en el vial Muro de Santiago. El acceso principal se resuelve en una pequeña plaza peatonal situada a un lateral de esta vía, junto al cruce con la calle mayor y los dos puentes (pasarela peatonal y Puente Viejo) que conectan el casco histórico con los barrios de posterior crecimiento de la localidad. Se trata de una construcción señalada y singular dentro de la población, pues precisamente los torreones y el lienzo de muralla forman parte del perímetro construido en Alcañiz entre los siglos XIV y XV, y están declarados Bien de Interés Cultural. Las tres aulas se plantearán de iguales dimensiones, y la gran longitud de la que dispone el edificio permite la creación de amplios vestíbulos para zonas de espera y posibles ampliaciones.

Deja un comentario