El IAM recibe casi 2.000 llamadas por casos de violencia machista en lo que va de año

La consejera de Presidencia, Mayte Pérez, insiste en la unión de las administraciones y todo tipo de agentes sociales, además de contar con más recursos.

Las llamadas al teléfono de emergencia por casos de violencia machista en lo que llevamos de año han aumentado respecto al año pasado un 10% y se disparan en relación con 2019, con un 40% más de comunicaciones. En concreto, de enero a noviembre de 2021 han sido 1.994 las llamadas recibidas en el Instituto Aragonés de la Mujer (IAM) por este motivo, frente a las 1.803 del año pasado o las 1.194 de 2019 en estas mismas fechas.
Estos datos fueron expuestos en rueda de prensa por la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, y por la directora del IAM, María Goikoetxea, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres”.
La consejera fue contundente. “Queremos trasladar un mensaje a las víctimas en el sentido de que estamos trabajando todos unidos para acabar con la violencia contra las mujeres pero también quiero mandar un mensaje a los verdugos en el sentido de que las veamos a perseguir hasta la extenuación porque no podemos permitir que esta situación continúe en nuestra sociedad”.
Por su parte, María Goikoetxea insistió en “la importancia de visibilizar la violencia que golpea a mujeres y niñas y frente a quienes niegas esta violencia la mejor respuesta es intensificar las políticas públicas feministas”.
Datos de 2021
En cuanto al número total de llamadas, las cifras varían, ya que las recibidas son un 24% menos que en 2020 (2.908 frente a 3.850) y en la línea de hace dos años (2.983).
En cuanto a las asesorías, destaca el fuerte aumento registrado en las consultas para asesoría social, que suben de 1.165 en 2019 y 967 el año pasado a 1.692 en 2021; es decir, un repunto del 75% respecto a hace dos años y un 31% sobre 2020.
Frente a esto, las llamadas a la asesoría laboral descienden de forma significativa tras el despegue que experimentaron de modo puntual el año pasado. Si entre enero y noviembre de 2019 hubo 141 consultas de esta tipología y un año después eran 417, en 2021 han sido solo 108 las llamadas, un 74% menos que en 2020.
En el resto, por lo general se ha experimentado una vuelta a los valores pre-pandemia. Las consultas a la asesoría psicológica  por víctimas de violencia (881) suben un 15% respecto al año pasado (768) y bajan un 8% en relación con 2019 (950).
Las mujeres atendidas hasta el pasado 31 de septiembre en esta asesoría fueron 1.854 por diversas cuestiones. Se repartieron entre 676 en Huesca, 336 en Teruel y  842 en la provincia de Zaragoza. Las de asistencia psicológica a menores (208) suben un 6% sobre 2020 (197) y bajan un 2,4% con respecto a 2019 (208). Y las consultas al servicio de educadora familiar (108) bajan un 4,4% sobre 2020 (113) y un 2% sobre 2019 (110).
Otro de los servicios ofrecidos por el Instituto Aragonés de la Mujer que experimentan un importante repunte es el de guardia jurídica, que tiene como finalidad ofrecer asistencia jurídica inmediata a las mujeres víctimas de violencia que así lo precisen, a través de un convenio con el Colegio Abogados. En lo que va de año han sido 96 las ocasiones en que se ha derivado a este servicio, frente a las 58 del año pasado y las 49 de 2019, casi un 50% más que entonces.
En total, se han dirigido a esta Asesoría Jurídica  718 mujeres en lo que va de año, de las cuales 74 acudieron a este servicio por cuestiones relacionadas con la violencia de género.
En cuanto al dispositivo de alarma, que consiste en un teléfono móvil con GPS que pueden activar las mujeres en una situación de emergencia, en Aragón eran 277 las usuarias a 31 de agosto, frente a las 355 de 2020 y las 249 de 2019. Con este dispositivo se pretende otorgar mayor protección a las mujeres mediante la vigilancia en domicilio y fuera de él, así como reforzar la confianza y seguridad de las mujeres en sí mismas y tratar de disuadir al posible agresor.
Uno de los principales servicios del IAM es el de alojamiento a mujeres víctimas de la violencia de género, que están divididos entre centros de emergencia –de asistencia permanente e inmediata–, casas de acogida –para acoger por un tiempo a mujeres solas o con niños– y pisos tutelados –lo mismo, pero para víctimas sin necesidad de tratamiento especializado–.
En lo que va de año han sido atendidas en Aragón en estos inmuebles un total de 144 mujeres y 131 menores. La principal instalación es el Centro de Emergencia de Zaragoza –compartido con la Casa de la Mujer del Ayuntamiento–, donde han sido alojadas 63 mujeres y 47 menores. El Centro de Emergencia de Huesca ha atendido a 14 mujeres y 15 menores; y el de Teruel, a 3 y 2 respectivamente.
En el apartado de órdenes de protección se ha registrado un significativo descenso respecto a los dos años anteriores. Si entre enero y noviembre de 2019 se emitieron 433 y el año pasado 414, en lo que va de 2021 se contabilizan 316 órdenes de protección (un 37% y 24%, respectivamente), repartidas entre Zaragoza (235), Huesca (64) y Teruel (17). En estos momentos hay contabilizadas en Aragón 1.168 mujeres con orden de protección en vigor después de la correspondiente sentencia judicial.
También en el ámbito judicial, hay que señalar que se contabilizaron en el primer semestre de este año 1.696 denuncias por violencia de género, una cifra intermedia entre las 2.000 que se produjeron en 2019 y las 1.555 del año pasado.

Deja un comentario