El Gobierno de Aragón pide extremar al máximo la precaución ante el elevado riesgo de incendios forestales y las altas temperaturas previstas para los próximos días

Mayte Pérez y Joaquín Olona apelan a la responsabilidad civil y recomiendan minimizar al máximo o evitar cualquier actividad que pueda suponer un riesgo para las personas, los bienes o el medio natural.

A las elevadas temperaturas y la escasez de precipitaciones que se vienen registrando desde el mes de mayo, se suma una previsión de riesgo de incendio especialmente elevada para las próximas jornadas debido a la entrada de viento fuerte de componente sur y alta probabilidad de tormentas secas e inestabilidad atmosférica.

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales de del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, y el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, han comparecido este jueves por la tarde ante los medios de comunicación para hacer un llamamiento a la prudencia y pedir a la población que extreme las precauciones ante el máximo riesgo de incendios previsto para los próximos días.

A las elevadas temperaturas y la escasez de precipitaciones que se vienen registrando desde el mes de mayo, se suma una previsión de riesgo de incendio especialmente elevada para las próximas jornadas debido a la entrada de viento fuerte de componente sur y alta probabilidad de tormentas secas e inestabilidad atmosférica. “Lo que hace que nos encontremos ante unas de las peores situaciones de riesgo de incendios de los últimos años”, ha asegurado el consejero Olona.

Con las previsiones actuales, los próximos días, y especialmente el sábado, la Alerta por Incendios Forestales situará en el máximo nivel, color rojo, con condiciones especialmente propicias para que puedan producirse Grandes Incendios Forestales (GIF).

“Tenemos que apelar a la prudencia y la responsabilidad civil, y recomendamos evitar cualquier actividad que pueda suponer un riesgo en los próximos días, no solo para el medio natural, sino también para los bienes y las personas”, ha apuntado Olona. Asimismo, el consejero ha recordado que durante los últimos 15 días ya ha venido pidiendo “prudencia” a la población, pero ha reconocido que en estos momentos es necesario elevar la alerta al máximo y minimizar o evitar cualquier actividad agrícola “a lo estrictamente indispensable”, pero también cualquier actividad productiva, de ocio, en la naturaleza o la circulación con vehículos a motor por vías forestales “por el riesgo que conllevan”.

Asimismo, ha recordado que el Operativo de Prevención y Extinción de Incendios de Aragón (INFOAR) ha comenzado hoy su época de máxima activación, aunque en los días anteriores ya ha tenido que intervenir en varios incendios forestales de consideración, como el acaecido ayer en Valderrobres, el cual ya se encuentra controlado, o el que declarado esta misma tarde en Nonaspe y que en el que están actuando cuatro helicópteros, un FOCA (hidroavión), dos cuadrillas helitransportadas, dos cuadrillas terrestres, dos autobombas, la BRIF del Prado de los Esquiladores (Cuenca), el Puesto de Mando Avanzado (PMA), el Director de extinción de incendios y el GADEX (Grupo de apoyo compuesto de técnicos de la Dirección General de apoyo al director de extinción)

Por su parte, la consejera de Presidencia ha recordado que desde ayer está activada la fase de alerta del Plan Territorial de Protección Civil de Aragón (PLATEAR) debido a la situación de riesgo previsto por las altas temperaturas en varios puntos de la Comunidad Autónoma de Aragón. Así, ha hecho especial hincapié en las recomendaciones emitidas para población en general, pero en especial, para los más vulnerables. “Hidratación, no salir de casa en las horas de máximo calor, generar corrientes de aire en casa, no hacer esfuerzos físicos”, ha apunta Mayte Pérez. Asimismo, ha asegurado que todos los medios disponibles están activados y el compromiso de todos los que se dedican a gestionar las emergencias en Aragón para reducir al máximo los impactos que pueden tener estas situaciones.

Mayte Perez también ha dejado caro que “lo más prudente para este fin de semana será que la gente se mantenga en casa, evitando actividades que puedan suponer un riesgo personal o para la sociedad”. En este sentido, también reconocido la ejemplar decisión tomada esta misma tarde por la organización de la Quebrantahuesos, prueba que se ha suspendido ante las altas temperaturas. “En su decisión ha primado salvar vidas y evitar desgracias personales y seguro que habrá otras fechas en el calendario para disputar y disfrutar de esta prueba”, ha asegurado.

“Nos encontramos ante unas de las peores situaciones de riesgo de incendios de los últimos años»Joaquín Olona

Recomendaciones:

Si vas a realizas labores agrícolas o ganaderas evita las horas de mayor riesgo -13:00 y las 20:00 horas- y recuerda que es necesario contar con medidas especiales como:

– Revisar la maquinaria y llevar herramientas de extinción (extintor, mochila de agua y batefuegos).

– Realizar primeramente una pasada perimetral y cosechar contra el viento.

– Una persona que haga de vigilante para detectar cualquier ignición, dotado de comunicación con el conductor de la máquina, los operadores de tractor, grada u otro personal que pueda colaborar en la extinción de un conato.

– Un tractor con grada para atajar cualquier conato.

-En terrenos pedregosos reducir velocidad, adecuar altura de trabajo a pedregosidad y microrelieve del terreno.

– En las zonas de alto riesgo realizar una labor perimetral de una anchura mínima de 3 metros salvo en los lados colindantes con la masa forestal donde la anchura alcanzará los 9 metros.

– Comenzar el trabajo por las zonas de mayor riesgo -las más cercanas a la masa arbolada-, y trabajar desde ellas hacia el exterior. Sitúa allí, en la medida en que te esa posible, los recursos de extinción.

Es importante saber que la gran mayoría de los incendios forestales son provocados por negligencias o accidentes que tienen detrás la mano del hombre.

Si vas a realizar actividades de ocio al aire libre no olvides que está prohibido hacer fuego en el monte y sus inmediaciones en verano. Las barbacoas solo se permiten en infraestructuras de carácter fijo y permanente, cerrados por los cuatro costados y bajo un techo con chimenea provista de matachispas, de tal modo que se configure un interior perfectamente definido en el que sea posible la estancia de personas.

De la misma forma, está prohibido arrojar o depositar materiales en ignición, como fósforos, puntas de cigarros o cigarrillos, brasas o cenizas en el campo; utilizar

cartuchos de caza con tacos de papel u otros materiales combustibles; arrojar fuera de contenedores o vertederos habilitados a tal efecto residuos tales como vidrios, botellas, papeles, plásticos, materias orgánicas u otros elementos similares; disparar o prender cohetes o explosivos similares; la utilización de globos o artefactos incontrolados que produzcan o contengan fuego y la circulación de vehículos campo a través, el tubo de escape y algunas partes calientes del vehículo, en contacto con vegetación seca, podrían generar un incendio.

Especial cuidado se exige a la población que habita en zonas de interfaz urbano forestal, zonas donde se encuentran o mezclan viviendas y otras estructuras con la vegetación forestal y diferentes combustibles. Es necesario evitar que los árboles y arbustos estén muy próximos a la vivienda, no acumular leña junto a la casa, evitar la vegetación en torno a depósitos de gases y derivados del petróleo y no permitir la acumulación de ramas secas en el tejado.

En cualquiera de los casos, ante la declaración de un incendio forestal contacta de inmediato con el servicio de emergencias del 112.

Consejos de autoprotección:

· Por incendios forestales

Como prevención:

• Infórmese de las épocas de máximo riesgo de incendio.

• No haga nunca fuego en el bosque o en sus alrededores.

• Mantenga el monte limpio. No deje que se acumule basura, residuos o productos inflamables.

• No arroje colillas encendidas ni en el monte ni por las ventanillas del coche.

• Limpie de elementos combustibles los alrededores de su casa.

En caso de incendio:

A) Si está en el monte:

• Si el fuego es pequeño, atáquelo por la base intentando apagarlo con agua o sofocarlo golpeando con ramas de árbol. Si no tiene agua, eche tierra de golpe sobre la base de las llamas.

• Sofocado el fuego, tape las brasas y limpie de ramas su alrededor.

• Si no puede controlarlo, llame al teléfono 112.

• Hágalo saber a los habitantes de los alrededores.

• Estudie la posibilidad que tiene para poder escapar si fuera necesario y respire por la nariz procurando cubrirse con un paño mojado nariz y boca.

• Aléjese huyendo en dirección opuesta al humo. No suba por la ladera si el fuego asciende por ella. Hágalo en sentido perpendicular a la dirección de avance del fuego.

• Si se le prende la ropa, no corra; échese a rodar sobre el suelo y si dispone de una manta, cúbrase con ella para que el fuego se extinga por falta de aire.

• Huya de las vaguadas profundas. Si en un momento se encuentra rodeado por las llamas, sitúese en la zona ya quemada siempre a espaldas del viento reinante

• Si observa que cambia la dirección del viento, estudie nuevamente los lugares por los que pueda escapar.

B) Si está en una casa próxima al incendio:

• Cierre la puerta, las ventanas y las posibles entradas de aire.

• Si el fuego llega a su casa, confínese.

· Por altas temperaturas

Todos somos susceptibles de sufrir trastornos, aunque hay grupos de personas que presentan mayor riesgo tales como:

• Mayores de 65 años.

• Bebés y niños hasta 5 años.

• Personas que realizan actividades que precisan de gran esfuerzo físico.

• Personas con problemas de salud crónicos, intestinales, cardíacos, hipertensión, diabetes u obesidad.

En el hogar:

• Durante el día, mantenga las persianas y ventanas cerradas. Ventile por la noche.

• El uso de ventiladores puede aliviar ligeramente los efectos del calor, pero no son capaces de bajar la temperatura de la casa. Para ello será necesaria la utilización de aparatos de refrigeración.

Cuidados personales:

• Limite todo lo posible su exposición al sol

• Beba mucha agua sin esperar a tener sed. Evite las bebidas alcohólicas.

• Si está tomando algún medicamento habitualmente, consulte con su médico para que le recomiende la cantidad de líquido que puede tomar al día.

• Evite comidas pesadas o calientes y consuma platos fríos, ensaladas y frutas.

• Use ropa apropiada, ligera, no apretada y de colores claros. Preferentemente de algodón y evite tejidos sintéticos.

• Utilice alguna protección de la cabeza, como sombrero o gorra.

• Aplíquese con frecuencia crema de protección solar con factores de protección superiores a 30.

• Ante los primeros indicios de exceso de calor tales como: calambres, irritación de la piel o quemaduras, agotamiento o temperatura corporal elevada, busque refugio en la sombra o en un lugar con aire acondicionado; tome alguna bebida no alcohólica fresca, descanse. Si es posible, tome un baño o ducha de agua fresca y póngase ropa ligera.

• Llame al 112 para conseguir asistencia médica lo antes posible si aparecen síntomas graves de afección por el calor tales como temperatura corporal muy elevada, dolor de cabeza o pérdida de consciencia.

En actividades cotidianas:

• Evite actividades que exijan esfuerzo físico importante. Si ha de realizarlas, se recomienda una hidratación previa bebiendo de 2 a 4 vasos de agua fresca cada hora. Planee estas actividades en las franjas horarias en las que las temperaturas no son tan altas, como las mañanas o al atardecer.

• Las bebidas que contienen sales minerales (isotónicas) pueden ayudarle a reponer las que se pierden con el sudor, siempre que no haya una contraindicación médica.

• Si se siente cansado o se marea, interrumpa su actividad y trate de ir a un lugar fresco o con sombra.

• No deje a niños, ancianos o animales dentro de un coche con las ventanillas cerradas.

• Cuidados específicos para mayores y niños:

• Vigile estrechamente a ancianos y niños a su cargo animándoles a tomar líquidos y observando la aparición de algún síntoma de deshidratación.

• Procure que los niños no jueguen o realicen ejercicio expuestos al sol en las horas más calurosas.

Deja un comentario