El diputado socialista turolense celebra la aprobación de la reforma de la Ley de Cadena Alimentaria

Herminio Sancho celebra la aprobación de la reforma de la Ley de Cadena Alimentaria

El diputado turolense subraya que las modificaciones permitirán “corregir los desequilibrios de costes” que tanto habían reivindicado los agricultores y ganaderos.

La Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Congreso de los Diputados ha aprobado este miércoles por la tarde el Proyecto de Ley de la Cadena Alimentaria por la que se modifica la Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, un cambio normativo que se enviará al Senado, donde continuará su tramitación parlamentaria.

Desde el Grupo Socialista en el Congreso se mostraron ayer muy satisfechos por aprobar una reforma que “dota de una herramienta poderosísima a los agricultores y ganaderos”. Satisfacción compartida por el diputado turolense, Herminio Sancho, quien ha destacado el compromiso del Gobierno con el sector primario con la reforma de Ley. “Se trata de una norma que va a dar soluciones al desequilibrio de costes que venía sufriendo el sector, porque ahora se prohíbe la venta a pérdidas por debajo del coste de producción. De esta manera, conseguimos poner solución a una de las principales reivindicaciones de los agricultores y ganaderos del país”.

La nueva Ley de la Cadena Alimentaria parte con el objetivo de dar mayor transparencia a su funcionamiento y los precios, conseguir el equilibrio del funcionamiento de la cadena en todos sus eslabones y proteger a agricultores y ganaderos, de manera que haya un mejor reparto a todos los niveles y más poder de negociación a agricultores y ganaderos.

De las 14 transaccionales presentadas por el Grupo Socialista, destaca la relevancia de las que afectan a condiciones contractuales, que habla del precio del contrato alimentario que tiene que cubrir los costes efectivos de producción; y la relativa a la venta a pérdidas que viene a proteger a los eslabones, para que al menos reciban el coste efectivo del anterior y no tengan pérdidas.

En cuanto al precio del contrato alimentario, la transaccional aprobada recoge que el precio del contrato alimentario que tenga que percibir un productor primario o una agrupación de estos, deberá ser, en todo caso, superior al total de costes asumidos por el productor o coste efectivo de producción”.

Respecto a la venta a pérdidas, la transaccional señala que “con el fin de evitar la destrucción del valor en la cadena alimentaria, cada operador de la misma deberá pagar al operador inmediatamente anterior un precio igual o superior al coste de producción de tal producto en que efectivamente haya incurrido o asumido dicho operador”.

Una Ley que fortalece al sector primario

El diputado socialista por Teruel en el Congreso ha insistido en la importancia de aprobar una Ley que mejorará las condiciones del sector primario y que viene a resolver uno de los problemas más demandados por agricultores y ganaderos. “La redistribución de la cadena alimentaria y la transparencia en la formación de precios eran objetivos prioritarios para ellos, y también para nosotros. Siempre hemos estado de su lado y ahora confirmamos nuestro compromiso con una reforma de Ley muy importante para el sector que apoya al eslabón más débil de la cadena de producción, los agricultores y ganaderos”, ha indicado.

De la misma manera, Sancho ha querido poner el acento en uno de los puntos más importantes que incluye la nueva Ley de la Cadena Alimentaria como es la prohibición de la venta a pérdidas. “Corregir el desequilibrio de costes que viene sufriendo el sector era fundamental, una reivindicación justa que debía ser incluida en la nueva normativa. Podemos sentirnos satisfechos con el trabajo realizado por el Ministerio y por el Congreso, porque impulsamos una Ley que contribuirá fortalecer el sector agroalimentario, sobre todo, en el medio rural”.

El Proyecto de Ley aprobado que modifica la Ley de cadena alimentaria de 2013 contempla la transposición de la Directiva Europea sobre prácticas comerciales desleales, y ahora pasa al Senado para finalizar su tramitación, tras ser aprobada en Comisión con competencia legislativa plena.

Tras aprobarse a principios de 2020 medidas de urgencia vía decreto ley, en respuesta a las reivindicaciones del campo de precios justos, la modificación de la Ley de 2013 que contempla el proyecto de ley aprobado este miércoles, permite introducir normas más estrictas, para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria, tras introducirse en 2020 la prohibición de venta de productos en los sucesivos eslabones por debajo de los costes de producción.

Para esta modificación de la Ley de cadena alimentaria se ha trabajado intensamente con el sector, e incluso se habilitó expresamente el Congreso durante el mes de enero para celebrar cerca de 30 comparecencias, para avanzar en la tramitación de esta norma, que hoy ha recibido el respaldo mayoritario de la Cámara Baja.

Deja un comentario