El desmontaje del viejo césped artificial da inicio a las obras del campo de fútbol, que rehabilitarán medio metro de subsuelo

El Ayuntamiento de Alcañiz adjudica finalmente por 532.000 euros las obras de remodelación del campo de fútbol de la Ciudad Deportiva, que han comenzado ya esta misma semana con el objetivo de quedar listas para el comienzo de la próxima temporada deportiva. La retirada del viejo tapiz artificial, muy desgastado y deteriorado por el paso del tiempo y las deficiencias estructurales del terreno de juego, da paso a la parte fundamental de los trabajos, que es la adecuación del firme inferior, medio metro de subsuelo que será rellenado y compactado para dar sustento a un nuevo césped de última generación.            

Con estos trabajos se dará solución a los problemas, el envejecimiento y las irregularidades que sufre el actual terreno de juego, cuyo césped artificial, de más de una década de vida, padece las consecuencias de su uso intensivo, las inclemencias meteorológicas, el paso del tiempo y las deficiencias que presentan las capas inferiores, especialmente el pavimento que hace de subbase y la tierra del subsuelo inferior. En este sentido, el proyecto que acompaña la licitación confirma que el campo de fútbol “en la actualidad presenta un estado de conservación precario, observándose que a nivel visual, la fibra del césped presenta un desgaste alto”.

Con todo, el objetivo central de las obras no va a ser tanto el césped superior como el sustento en subsuelo. “El nivel de relleno ha disminuido notoriamente por pérdida de material, mermando la capacidad amortiguadora y la protección de los filamentos del césped”, confirma el documento de licitación, y “se aprecia una superficie global heterogénea” así como “deficiencias en la planimetría del terreno de juego”, esto es, que no está llano para la práctica del deporte. En consecuencia, “las propiedades mecánicas del terreno de juego, como son: absorción de impactos, deformación vertical, rebote vertical del balón, rodadura del balón, etc., no son las más óptimas”.

La obra, en resumen, cambiará el césped actual por un césped artificial de última generación, con mejores prestaciones y alta durabilidad, apto para la práctica deportiva del fútbol de diverso nivel. Debajo, “las actuaciones incluyen la completa sustitución de la base elástica actual por una base de aglomerado asfáltico como superficie resistente”, lo que implica una mejora de la vida útil de las nuevas instalaciones. Y, más abajo, “se prevé la sustitución total de los rellenos bajo la base asfáltica por material granular seleccionado y compactado” que asegure un terreno de juego estable, plano y duradero”. Los tres meses de plazo de ejecución de la obra marcan su finalización a finales del mes de agosto, el momento en el que las actividades de los clubes deportivos se retoman tras la pausa estival.

Deja un comentario