El consejero Guillén se compromete a intentar que las balsas laterales del Matarraña avancen en su tramitación a través de la Comisión Bilateral

[et_pb_section admin_label=»section»][et_pb_row admin_label=»row»][et_pb_column type=»4_4″][et_pb_text admin_label=»Texto» background_layout=»light» text_orientation=»left» text_font_size=»14″ use_border_color=»off» border_color=»#ffffff» border_style=»solid»]

El consejero de Presidencia se reunión con el Sindicato de Regantes y Usuarios de la Cuenca del Matarraña.

El consejero de Presidencia del Gobierno de Aragón, Vicente Guillén, se comprometió esta mañana a trasladar al Gobierno de España la necesidad de avanzar en la regulación de la Cuenca del Matarraña a través de la construcción de cuatro balsas laterales (Val de Beltrán, Val de la Figuera, Comellares y Cretas).
La próxima reunión de la Comisión Bilateral será el ámbito en el que el consejero Guillén intentará relanzar estas cuatro obras, cuya importancia  fue puesta de manifiesto esta mañana por el propio presidente del Sindicato de Regantes y Usuarios del Matarraña, José María Puyol, en el transcurso de una reunión celebrada en la sede de esta entidad, en la localiza zaragozana de Maella.
La Comisión Bilateral entre el Gobierno de España y el Gobierno de Aragón será el ámbito en el que el consejero Guillén intentará relanzar estos proyectos en cuanto a su tramitación. Según el consejero son proyectos que tendrán que seguir ritmos distintos puesto que en estos momentos no se encuentran en el mismo estado de tramitación.
El consejero Guillén insistió en el ejemplo de los usuarios del Matarraña, que hace años que establecieron en un dictámen los usos futuros de la Cuenca. “Se trata de obras con un alto grado de sostenibilidad, con un alto consenso y con una visión final de favorecer el asentamiento de la población. Se trata, además, de obras que no tienen un coste excesivamente elevado puesto que se trata de balsas cuyo llenado se llevaría a cabo por decantación”.
Para Vicente Guillén es muy destacable el hecho de que en una cuenca como la del Matarraña, con unos recursos hídricos escasos, se hayan puestos de acuerdo 27 municipios, pertenecientes a tres comunidades autónomas.
Las dos primeras balsas, Val de Beltrán y La Figuera, han superado ya la Declaración de Impacto Medioambiental. La de Comellares cuenta con un anteproyecto y podrá ser objeto ya de la misma Declaración mientras que la balsa que habría que construir en el término de Cretas no cuenta con proyecto.
La Fresneda y Valderrobres
El consejero Guillén visitó también la localidad de La Fresneda y mantuvo una reunión de trabajo con la Junta Directiva  del Grupo Arco Iris en la sede central de la entidad, en Valderrobres.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario