Dos pruebas sobre terreno certificarán la calidad FIFA del futuro campo de fútbol, cuyas obras salen ya a concurso

Las obras de remodelación del terreno de juego del campo de fútbol de la Ciudad Deportiva Santa María de Alcañiz han entrado en licitación esta misma semana. Con un presupuesto total de 610.000 euros, un plazo de ejecución de doce semanas, y la generación de una veintena de puestos de trabajo, el trámite administrativo permitirá acabar la actual campaña deportiva para concentrar las obras durante el parón veraniego de competiciones y tenerlas terminadas al inicio de la próxima temporada. La recepción del campo irá acompañada de una certificación FIFA Quality para asegurar la calidad del césped y, sobre todo, para protocolizar su mantenimiento una vez el equipamiento esté ya en funcionamiento. 

Con estos trabajos se dará solución a los problemas, el envejecimiento y las irregularidades que sufre el actual terreno de juego, cuyo césped artificial, de más de una década de vida, padece las consecuencias de su uso intensivo, las inclemencias meteorológicas, el paso del tiempo y las deficiencias que presentan las capas inferiores, especialmente el pavimento que hace de subbase y la tierra del subsuelo inferior. En este sentido, el proyecto que acompaña la licitación confirma que el campo de fútbol “en la actualidad presenta un estado de conservación precario, observándose que a nivel visual, la fibra del césped presenta un desgaste alto”.

Con todo, el objetivo central de las obras no es tanto el césped superior como el sustento en subsuelo. “El nivel de relleno ha disminuido notoriamente por pérdida de material, mermando la capacidad amortiguadora y la protección de los filamentos del césped”, confirma el documento de licitación, y “se aprecia una superficie global heterogénea” así como “deficiencias en la planimetría del terreno de juego”, esto es, que no está llano para la práctica del deporte. En consecuencia, “las propiedades mecánicas del terreno de juego, como son: absorción de impactos, deformación vertical, rebote vertical del balón, rodadura del balón, etc., no son las más óptimas”.

La obra, en resumen, cambiará el césped actual por un césped artificial de última generación, con mejores prestaciones y alta durabilidad, apto para la práctica deportiva del fútbol de diverso nivel. Debajo, “las actuaciones incluyen la completa sustitución de la base elástica actual por una base de aglomerado asfáltico como superficie resistente y de apoyo para la solución final del césped”, lo que implica una mejora de la vida útil de las nuevas instalaciones de uso deportivo. Y, más abajo, “se prevé la sustitución total de los rellenos bajo la base asfáltica por material granular seleccionado y compactado” que asegure un terreno de juego estable, plano y duradero, porque “la actual capa de gravas no presenta un espesor constante”; es terreno arcilloso y, como tal, muy moldeable.

“El objetivo es que podamos disfrutar de un terreno de juego para las próximas décadas que aguante el ritmo de entrenamiento y competiciones que tenemos en todos los equipos, empezando por el Alcañiz Club de Fútbol, una de las entidades de referencia en fútbol base de toda la provincia de Teruel, con medio millar de usuarios de todas las edades”, resume el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, al respecto de la actuación que se va a llevar a cabo. “Hicimos pruebas previas el año pasado que ya nos advirtieron de que nos enfrentábamos a una obra importante, una actuación integral que cambiará césped, suelo y subsuelo, así como riego y drenaje para tener un campo de fútbol con garantía profesional”.

Protocolo de mantenimiento con norma de calidad

A este respecto, dos pruebas certificarán que la instalación cumple con los estándares de calidad que determinan el correcto aspecto y uso del terreno de juego. El sistema estará certificado según los criterios de calidad EN 15330-1 y FIFA Quality, que más allá del nombre lo que supone es el establecimiento de un protocolo de mantenimiento y conservación de la instalación que alargue al máximo su vida útil con las condiciones y frecuencia de uso que ahora mismo se dan en el estadio. Se llevarán a cabo dos pruebas del terreno, una en laboratorio y la otra ya al aire libre con la instalación terminada. Y al entregar el campo, confirmado su funcionamiento óptimo, el Ayuntamiento deberá recibir instrucciones precisas sobre el mantenimiento a seguir.

“Se trata de que no tengamos que volver a hacer estas obras en un buen periodo de tiempo, y se trata sobre todo de que nuestros deportistas disfruten de un terreno de juego de última generación, con las características propias del césped natural de fútbol”, señala el concejal de Deportes del Ayuntamiento de Alcañiz, Francisco Lahoz. “Además, al cambiar el riego y las tuberías, el drenaje del campo de fútbol evacuará el agua hacia los laterales del terreno de juego”, para lo cual se instalará con una canaleta de drenaje perimetral paralelo a la de la pista de atletismo “lo que también ayudará a mantener el tapiz en condiciones óptimas durante más tiempo”.

Al final, las obras también servirán para rehacer la cimentación de las porterías, lo que implicará volver a instalar los dos arcos de fútbol once, así como los cuatro de fútbol siete, pues el terreno de juego seguirá acogiendo competiciones de ambas modalidades. Una vez en marcha la licitación, el objetivo es dar inicio a las obras incluso un poco antes de que acabe la actual temporada, de tal manera que a finales de mayo pueda haber ya trabajo de remodelación en marcha y se llegue sin problemas al próximo mes de septiembre. “Vamos a rehacer por completo 80 centímetros de profundidad del terreno de juego, queremos que esta intervención sea definitiva”, finaliza Francisco Lahoz.

Deja un comentario