De rojo a facha de mierda con los mismos ideales

AL MENOS PARA MI ES CURIOSO 

Tengo pasada de sobra la barrera de los 70 años, y como suelo decir para mí es muy curiosa la metamorfosis de mis ideas políticas que ha surgido con el tiempo, y eso que jamás he cambiado ni de idea ni de partido. Resulta que cuando era joven, por cierto ya hace muchos años, la sociedad me tildaba de rojo y para endurecer más la calificación era de “rojo masón”. que por cierto la brigada social de la época me causaba algún quebradero de cabeza.

Transcurren los años, y ahora resulta que teniendo las mismas ideas y perteneciendo al mismo partido ahora resulta que soy “un facha de mierda”. Y la verdad que quieras que no, no salgo de mi asombro. Ello me tranquiliza bastante, cuando las pocas veces que veo los distintos canales de televisión, compruebo que los tertulianos tienen un escaso nivel intelectual, más bien son unos lerdos discutidores que se meten los unos contra los otro solo por el afán facturar un montón de euros al mes con el mínimo esfuerzo y porque no saben hacer nada. Ya que con la escasa cultura y la nula productividad que han efectuado durante largos periodos, dudo que alguna empresa seria y solvente los quisiera admitir en su plantilla, pues la mayoría de éllos,estoy convencido  que nunca  han cotizado antes de estar en las plantillas de las tv. a la seguridad social ni tan siquiera han trabajado en algo productivo.

De ello es que me sorprendió mucho cuando me dijeron que un prestigioso y conocido presentador de programas dijera en público que ese canal era de rojos y maricones. Y se quedó más ancho que largo. Eso demuestra el nivel cultural que se manejan en esos medios. Así como los comentarios de cuatro niñatos que no vivieron la etapa franquista los comentarios tan vergonzosos y de tan poca base que exponen. Ellos no vivieron y conocen nada en absoluto la historia de España desde el 1975 hacia atrás, y cuando se expresan tan erróneamente todos ellos, y cuando digo todos son todos se creen en posesión de la verdad. Gente de mi edad les podríamos dar sopa con ondas a la mayoría de ellos. Y que ni decir tiene que los cogiera don Julio Anguita QED seguro que se lo explicaría mejor que yo.

Lo que queda claro, es que la España que recibimos los de mi edad de nuestros padres, no se va a parecer nada en absoluto a la que les estamos dejando a nuestros hijos y nietos, y por supuesto no es culpa de nosotros los ancianos que bastante hacemos ahora con sobrevivir al coronavirus.

Artículo de opinión de Toni Catala

Deja un comentario