De «Alcañiz es un vertedero» a «Nunca en Alcañiz se ha limpiado tanto», Panades

Alcañiz invertirá 70.000 euros anuales para limpiar, desbrozar y mantener la ribera a ambos lados del Guadalope entre el Azud y el entorno del colegio Emilio Díaz.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alcañiz, Ramón Panadés, ha hecho balance de su área con mención especial a la actitud “muy positiva y eficiente” de la treintena de trabajadores municipales que engloban limpieza viaria, basuras y mantenimiento de parques y zonas ajardinadas. “Alcañiz ya no sólo no es un vertedero, sino que está limpio” y, por ello, el siguiente reto es mejorar el aspecto de las riberas del Guadalope, para lo que se invertirán este año 72.000 euros.

Con esa inversión, ya incluida en los presupuestos de este año, se llevarán a cabo labores de limpieza, desbroce y mantenimiento de las dos orillas del río Guadalope, desde el entorno del colegio Emilio Díaz hasta la zona del azud. “Y en especial”, explica el concejal Ramón Panadés, “el tramo entre el azudy El Trillero, que necesita un buen trabajo allí y es una demanda ciudadana que nos han hecho llegar los vecinos de la zona”. El objetivo es que a lo largo de esta próxima primavera y verano los trabajos cotidianos de mantenimiento den ya frutos.

Según señala el concejal de Medio Ambiente, “nunca se ha limpiado tanto la ciudad como en estos momentos”. Entre las claves, el compromiso de los trabajadores, un plan de zonificación de Alcañiz que divide la ciudad en seis sectores cada uno de ellos a cargo de un barrendero, “y la modernización y sustitución de equipos y medios técnicos” que ahora mismo permiten, en palabras de Ramón Panadés, “tener a una barredora en la calle todos los días de la semana incluidos festivos.Con esto podemos hacer limpieza también los fines de semana, que es cuando más afluencia de público hay en la calle”.

La figura del “barrendero de barrio” y la sensibilización que los vecinos están teniendo con el aspecto y el cuidado de su ciudad tienen muy buena parte de responsabilidad en la positiva valoración del área de Medio Ambiente. “Estamos viendo que los vecinos se han comprometido verdaderamente con la limpieza de nuestras calles, y continuaremos poniendo en marcha campañas de sensibilización para que jóvenes y adultos mejoremos el aspecto de la ciudad y, en la medida de lo posible, la reducción del residuo y la recogida selectiva del mismo”. A este respecto, Ramón Panadés recuerda que se han instalado en el último año algo más de 50 nuevas papeleras en diversas calles de la ciudad.

El fruto de todo ello es un volumen de gestión de residuo, separación y tratamiento controlado que el pasado año 2021 marcó cifras realmente positivas. “En cinco años hemos visto una evolución importante en la separación y reutilización de basura en Alcañiz”, señala el concejal de Medio Ambiente, que explica que la próxima comisión municipal de Medio Ambiente, a primeros del próximo mes de marzo, debatirá las cifras concretas cuyo detalle está ultimándose en estos momentos. “Tenemos una triple evaluación de nuestros servicios del área de Medio Ambiente, técnica, política, y la de los mismos vecinos. Creemos que vamos por buen camino, y tenemos que seguir trabajando”.

5.000 árboles en Alcañiz ciudad

La comparecencia de Ramón Panadés también ha servido para destacar la importante labor que llevan a cabo el equipo de jardinería para el cuidado de las zonas ajardinadas y el arbolado de la ciudad. “Tenemos 5.000 ejemplares de diversas especies de árboles sólo en Alcañiz ciudad”, cuenta el concejal de Medio Ambiente, “lo cual es una cifra muy relevante, que dice mucho a favor de un Alcañiz verde en una zona árida como la nuestra y si nos comparamos con otras ciudades de nuestro tamaño”. Cuatro jardineros y un oficial municipal se encargan de esta labor, para la que cuentan con la ayuda de los trabajadores del centro especial de empleo de Atadi.

Un contingente con el que se llevan a cabo trabajos como el que ahora mismo está en marcha en la zona de la Glorieta, junto al kiosco y el parque infantil anexos. A lo largo de este mes de febrero se están sustituyendo infraestructuras de riego que permitirán instalar materiales más eficientes y de mayor durabilidad. Tras esa labor, se llevará a cabo una siembra que permitirá que en primavera las zonas de césped ahora cerradas al público vuelvan a tener un aspecto adecuado. “Todo este trabajo no sería posible sin la implicación completa del personal de la brigada y de todos los trabajadores que colaboran con nosotros en el mantenimiento y embellecimiento de esta ciudad”.

Deja un comentario