Cuida el medioambiente, reduce los incendios y es competitiva, ¿Qué es la Ganadería extensiva?

Últimamente se está hablando mucho de esta modalidad de trabajo ganadero, la ganadería extensiva, se trata de una de las modalidades mas presionadas desde hace décadas, pero la cuestión es que es poco conocida por la ciudadanía y mucho menos su influencia en nuestro entorno.

Según el informe sobre Ganadería Extensiva realizado en octubre de 2017 por el Gobierno de España, entendemos de esta como un conjunto de sistemas de producción ganadera que aprovecha eficientemente de los recursos del territorio con las especies y razas adecuadas, compatibilizando la producción sostenible y generación servicios ambientales y sociales. Para ello utiliza razas autóctonas, la movilidad del ganado o el manejo ajustado a la disponibilidad espacial y temporal de los recursos disponibles en cada zona. Esta modalidad de ganadería genera productos de calidad, configura el paisaje, ayuda a controlar los incendios forestales, regula los ciclos del agua y la calidad del sueño, potenciando la biodiversidad.

Su método de cría se caracteriza por la baja carga de animales por hectárea. Con algunas excepciones en de escasez no precisa de ninguna suplantación en comparación con la ganadería intensiva, siendo la ganadería extensiva más estrategia alno depender de muchos factores externos como el precio de piensos o carburantes.

Su contribución al medio ambiente es elevada ya que aumenta la biodiversidad sin sobre-explotar el territorio, manteniéndose en espacios abiertos, y activando las dinámicas ecológicas a través del transporte de semillas o reciclado de nutrientes entre otras formulas que se realizan a través del pastoreo. Todo esto ayuda a mantenerlos hábitats, especies y paisajes de alto valor natural, que si desapareciera el pastoreo evolucionarían hacia hábitats y paisajes más cerrados, menos accesibles, y más vulnerables a los incendios.

Mediante el pastoreo, el ganado se alimenta total o parcialmente aprovechando pastos o prados para alimentar el ganado tanto de ovino, bovino y caprino, incluso en algún caso de equino y porcino, aprovechando para todos ellos los recursos forrajeros que proporciona la naturaleza.

Deja un comentario