Cs Caspe propone estudiar la traída de aguas desde el Canal de Monegros como solución “más efectiva, rentable y segura”

El portavoz de la formación naranja, Cristian Poblador, advierte de que la propuesta del equipo de gobierno de instalar una planta de osmosis inversa tiene un alto coste y un mantenimiento “desmesurado”.

El grupo municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Caspe ha registrado una moción, para su debate y aprobación en el próximo pleno, por la que propone estudiar la traída de aguas desde el Canal de Monegros, como alternativa “más efectiva, rentable, segura y a la larga económica” en comparación con la propuesta del equipo de gobierno, que pasaría por instalar una planta de osmosis inversa “de alto coste de instalación, excesivo coste energético y desmesurado mantenimiento anual”.

Así lo ha afirmado el portavoz del partido liberal, Cristian Poblador, al detallar que la moción de Cs insta al gobierno de la ciudad a que paralice la tramitación del expediente de la planta potabilizadora de osmosis propuesta por el equipo de gobierno y a que se valore, mediante informes técnicos, los aspectos económicos y ambientales de la propuesta del gobierno local y de la alternativa que plantea la formación naranja.

En Caspe llevamos demasiado tiempo con un agua potable de deficiente calidad, incumpliendo parámetros fundamentales de salubridad y con unas condiciones organolépticas lamentables”, ha aseverado el concejal de Cs, para insistir en que la solución planteada por el anterior y el actual equipo de gobierno, la construcción de una planta de osmosis inversa, tiene un alto coste y supondría “un mantenimiento desmesurado”.

Por ello, se ha planteado como alternativa la traída del agua de boca del cercano canal de Monegros, “de la que ya disfrutan en diferentes pueblos ribereños desde hace varios lustros”, ha recordado. Cs ha llevado a cabo un estudio técnico con una ingeniería y consultoría especializada en el ciclo del agua para analizar ambas opciones, teniendo en cuenta los aspectos técnicos, económicos y ambientales.

En el apartado técnico, ambas alternativas aportarían agua de calidad a Caspe, ha detallado Poblador. En materia económica, el mayor coste derivado del recorrido de la tubería desde el canal “queda compensado a los tres años desde su instalación, frente a la planta de osmosis” y su mantenimiento, de modo que la opción de Cs permitiría un ahorro de más de 230.000 euros anuales a partir del tercer año de instalación.

Por último, en cuanto a las cuestiones medioambientales, el portavoz ha indicado que la propuesta de la planta de osmosis no cumple los valores límite de vertido al saneamiento del agua de rechazo, establecidos en el Decreto 38/2004 de 24 de febrero, del Gobierno de Aragón, “sobrepasando de forma muy significativa el máximo permitido en sulfatos”, ha advertido, para solicitar, por todo ello, que se paralice la tramitación del expediente para instalar la planta de osmosis propuesta por el equipo de gobierno y se tenga en cuenta la alternativa que plantea Cs.

Deja un comentario