Cristian García y Carmelo Moliné se adjudican el triunfo en el V Rally de Barbastro con una renta importante al final de la prueba

Interesante pugna por el tercer puesto del podio con muchos cambios en una accidentada prueba, con dos tramos neutralizados.

El V Rally de Barbastro ha deparado una interesante cita en el Regional de Rallyes y Regularidad, con victorias sólidas en las distintas clasificaciones absolutas, aunque no así en otras posiciones de honor de la cita organizada por BTRally.

La prueba ha resultado un tanto accidentada, lo que ha obligado a neutralizar dos de los ocho tramos cronometrados en la modalidad de Rally y uno en Regularidad, en ambos casos por accidentes sin consecuencias importantes para los ocupantes.

En los primeros tramos de la prueba se ha mantenido la emoción por el liderato de la prueba entre dos de los equipos de Rallyes, con Cristian García y Carmelo Moliné (Renault Clio R4) dominando la clasificación desde el primer momento, pero contando con el acoso de Adrián Lecha y Belén Maniega (Ford Fiesta N5), que han llegado a marcar el mejor tiempo en el segundo de los recorridos cronometrados, en el primer paso por el tramo de Olvena.

Pero pronto quedaba el camino libre para los líderes de la prueba, ya que en el tramo 4, justo antes del cierre de la jornada matinal, Lecha y Maniega sufrían un accidente con vuelta de campana incluida, que les dejaba fuera de carrera y que obligaba a la neutralización de ese tramo, primera de la jornada.

A la finalización de esa primera sección de la prueba García y Moliné comandaban la clasificación con una ventaja cercana al minuto con respecto al Porsche GT3 de David Espasa y Xavi Estalella y de Manuel Jesús Jiménez e Ignacio Paz (Citroën C3 N5), separados entre sí por tan solo 4 décimas de segundo.

En la reanudación de la prueba, quinto tramo cronometrado de la jornada, Jiménez y Paz sufrían un accidente, que también les dejaba fuera de la carrera, volviendo a quedar neutralizado el tramo, lo que aprovecharon Ismael Pina y Carlos Serrano para colocarse en la tercera plaza a la finalización de esa cronometrada.

A partir de ese momento en cada tramo iban variando los equipos que lograban los mejores tiempos tras García y Moliné, que siguieron siendo los más rápidos en todos los tramos por la tarde. El paso de los recorridos por tierras oscenses dejaba todo por resolver en el último tramo en cuanto a la tercera plaza de la general, resolviéndose a favor de Jordi Oliva y Sara Oliva (Peugeot 205 Maxi), superando por tan solo 2,6 segundos a Pina y Serrano, que cedían más de 3 segundos en la última cronometrada de la jornada.

Por clases, los vencedores de la prueba se adjudicaron el triunfo en la 3, mientras que los Oliva se hacían con la primera plaza en la 2. El mejor puesto de la clase 1 lo consiguieron Narcis Alcalá y Xavier Company (Citroën AX), siendo séptimos de la general.

Regularidad.

En la modalidad de Regularidad, la prueba se resolvió con dos vertientes bien distintas. En Regularidad Sport, Luis López y Kike Júdez dominaron claramente la clasificación a los mandos de un Lancia Delta Intehgrale, con el que lograron las mejores puntuaciones en cinco de los seis tramos completados, logrando el otro parcial, el equipo que se hizo con la segunda plaza de la prueba, formado por Javier Guerrero y Roger Grandía (Citroën ZX). El podio se completó con Joan Sabaté y Albert Sánchez a los mandos de un Renault Megane.

Mucho más abierta estuvo la pugna en Regularidad, categoría en la que hasta cinco equipos lograban marcar el mejor registro a lo largo de los siete tramos completados. Sólo los vencedores, José Manuel López y Daniel García (Porsche 944) repitieron triunfo parcial, hasta en tres ocasiones, dejando relegados a la segunda plaza a Juan Carlos Zorrilla y Concha Velázquez (Volkswagen Golf), que terminaron a 20 puntos de distancia. El tercer puesto fue para José Manuel Cabellud y David Lafarga (Renault Clio).

Deja un comentario