Comienzan las obras de la UNED de Alcañiz

Las obras del aulario de la UNED en Torreones dan comienzo; un grupo de restauradores intervendrá en el interior de la muralla

Esta semana han dado ya comienzo las obras de remodelación de los Torreones, el espacio que albergará las instalaciones del Aula de Alcañiz de la UNED hasta ahora ubicadas en TechnoPark. Prevista su finalización al término de este año, el Ayuntamiento confía en que estas obras aceleren la implantación de nuevos cursos y estudios vinculados a la universidad, que ahora imparte ADE y Turismo desde Alcañiz y que espera añadir Educación Infantil a la oferta educativa del Bajo Aragón. Las obras dan comienzo con la realización de trabajos de limpieza y preparativos previos, que tratarán de focalizar las intervenciones más adecuadas para paliar las humedades que ha padecido el inmueble. Un grupo de restauradores comienza la semana que viene a trabajaren la pared interior de la muralla, sobre la que se observan algunos desperfectos relacionados con el agua.

Un total de 581.000 euros se invertirán en el acondicionamiento definitivo de este espacio de los Torreones que albergará, a partir de este próximo curso, las instalaciones del Aula de Alcañiz de la Universidad de Educación a Distancia. La UNED trasladará allí el emplazamiento desde el que impartirá las tutorías presenciales que hasta ahora se van dando en TechnoPark, y de este modo en Torreones se pondrá en marcha un aula de informática con conexión pública para los alumnos, así como un espacio de biblioteca en el que estarán a disposición de los estudiantes todos los libros de texto para las asignaturas de ADE, Turismo, y próximamente Educación Infantil. Aulas de tutoría, zonas de esparcimiento y las correspondientes zonas comunes, servicios y salida de emergencia completarán el equipamiento.

El cronograma de obras establece una intervención completa sobre los cerca de 700 metros cuadrados de este largo pasillo adosadoal amurallado de Alcañiz, en un espacio referente entre el puente del Guadalope, la ribera del río y la entrada del Casco Histórico, prácticamente a pie del cerro Pui Pinos. “Es importante que la actividad de la UNED esté en el centro de la ciudad”, explica el alcalde de Alcañiz, Ignacio Urquizu, “en un sitio céntrico, accesible e integrado en la trama urbana, un edificio además patrimonial, parte fundamental de nuestra historia, que podremos recuperar para el disfrute de toda la ciudad, tanto los alumnos como el resto de los vecinos”.

Precisamente la intervención de restauración sobre el interior de la muralla será el primer gran trabajo que se va a llevar a cabo al inicio de estas obras. Los restauradores aplicarán tratamientos de limpieza y mejora del material de la muralla, en algunos puntos afectado por el paso del tiempo y las humedades, y se analizará el estado de las canalizaciones de pluviales que provienen del casco antiguo, con el objetivo de mejorarlas e impermeabilizarlas minimizando la afección al propio edificio. “Es una de las operaciones más delicadas de esta obra”, explica Ignacio Urquizu, “aunque la situación mejorará ostensiblemente cuando la reforma de las travesías a cargo del Ministerio trabaje en ese tramo de Muro de Santiago. El cambio de todas las canalizaciones de la zona reducirá drásticamente los problemas”.

El traslado del Aula de Alcañiz de la UNED a los Torreones acelerará la implantación de nuevos estudios, como el mencionado de Educación Infantil, así como la celebración de cursos y otras acciones formativas superiores que dinamizarán la vida educativa de la capital del Bajo Aragón. “El efecto que ello tendrá en la comunidad educativa universitaria alcañizana permitirá multiplicar número de alumnos, tutores y actividad vinculada a la UNED”, explica Urquizu. En el primer curso del Aula de Alcañiz,  alrededor de una treintena de alumnos y tutores ya hacen uso de las instalaciones de TechnoPark. En los Torrreones, la cifra será mucho más elevada. “Ya somos centro de referencia en Formación Profesional, y la UNED aquí nos ayudará a serlo también en el ámbito de la educación superior”.

“Estoy seguro de que en cuatro o cinco años el Aula de Alcañiz de la UNED ya se habrá convertido en un centro educativo de relevancia”, continúa Ignacio Urquizu. “Eso implicará más oferta formativa, más clases, más tutores y colaboradores, y de este modo más alumnos”. Acercar las instalaciones al espacio municipal de los Torreones ayudará en este proceso, y facilitará el acceso a más vecinos de Alcañiz y de todo el entorno del Bajo Aragón. “La UNED es un centro educativo muy flexible, dirigido no sólo a estudiantes jóvenes camino de la universidad, sino también a personas ya con formación, que pueden tener acceso a másteres o formación postuniversitaria de una manera muy ágil”, recuerda el alcalde de Alcañiz.

Deja un comentario