Ciudadanos Aragón reclama más apoyo a la ganadería extensiva

Ramiro Domínguez recuerda que el abandono y envejecimiento del medio rural, la falta de reemplazo generacional y el bajo nivel de formación hacen que el futuro de la ganadería esté en peligro

El Grupo Parlamentario de Ciudadanos en las Cortes de Aragón ha reclamado al Ejecutivo autonómico “más apoyo para la ganadería extensiva”, puesto que este sector constituye “un elemento sustancial en el mantenimiento del paisaje tradicional de dehesas, estepas, zonas áridas o semiáridas y de montaña”, además de aportar “ecosistemas característicos de alto valor ecológico”.

Por ello, el portavoz de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de Cs Aragón, Ramiro Domínguez, ha presentado una interpelación para que el consejero Alona aporte detalles sobre la política general del Gobierno de Aragón en relación a la ganadería extensiva. “La conservación del patrimonio natural de Aragón está directamente vinculada a la pervivencia de sus usos tradicionales, especialmente de aquellos capaces de generar y mantener paisajes seminaturales que albergan una rica biodiversidad de hábitats y especies, especialmente interesantes en el caso de las comunidades pratenses. En este sentido la ganadería y agricultura extensiva constituyen los sectores de actividad más vinculados al desarrollo rural y al mantenimiento de los recursos naturales, permitiendo además una adecuada vertebración del medio rural”, ha recordado Domínguez.

Asimismo,  el diputado de Ciudadanos ha subrayado que una parte importante del territorio está ocupado por superficies pastables con precipitaciones irregulares, en las cuales la producción ganadera extensiva es la única alternativa para aquellos ganaderos que carecen de superficies agrícolas, o éstas no son lo suficientemente amplias como para asegurar el sostenimiento económico familiar en un medio rural tan específico. “Los regímenes extensivos de ganadería se ubican habitualmente en zonas desfavorecidas, zonas de montaña, zonas con limitadas capacidades agronómicas. Es importante señalar que la ganadería extensiva sigue siendo una actividad económica vital para estas zonas desfavorecidas, donde sólo a veces coexiste con otras actividades ligadas al sector terciario”, ha añadido.

Domínguez ha reclamado al  Gobierno de Aragón más apoyo a este sector, puesto que el abandono y envejecimiento del medio rural, la falta de reemplazo generacional y el bajo nivel de formación, junto a otros problemas estructurales, “hacen que el futuro de la ganadería extensiva esté en peligro”.

Según un informe de la secretaría general técnica del Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, en 1995 había en la Comunidad 8.613 explotaciones ganaderas con 3.410.000 ovejas. En 2016, de esa cifra solo habían sobrevivido el 39,4%: exactamente 3.392, con 1.753.693 animales (un 43,5% menos que veintiún años antes). “Las razones de este declive hay que buscarlas en la dureza y la exigencia de la actividad y en lo poco rentable que resulta”, ha concluido.

Deja un comentario