Cárnicas Ortín amplía su negocio en Andorra con una fábrica de conservas y embutidos

La empresa artesana, procedente de Ejulve, adquiere las anteriores instalaciones de ‘La Manolica’.

Cárnicas Ortín, empresa artesana ubicada en Ejulve desde 1996, ha decidido ampliar sus instalaciones mediante una fábrica de conservas y embutidos en Andorra. En concreto, este negocio familiar ha adquirido una nave y un solar anexo, de en torno a 2.400 metros cuadrados, en el polígono La Estación de la villa minera, en los que anteriormente se alojaba la empresa La Manolica. Allí pretenden aumentar su obrador y establecer sus oficinas a lo largo de este verano, mientras que en Ejulve mantendrán las granjas, la tienda, obrador y se destinarán el resto de espacios a secaderos de sus productos.
En la nueva fábrica desarrollarán la producción de las últimas incorporaciones a su repertorio de elaborados, que combinan tradición e innovación con productos selección del territorio, dando lugar a embutidos con setas, queso, pistachos y trufa negra. “Somos una empresa tradicional y artesana que, llevados por la inquietud y con el interés de innovar, queremos ampliar nuestra producción de embutidos y cárnicos para llegar a más población y ampliar horizontes desde el medio rural. En Andorra estableceremos nuestro centro logístico con gente del territorio para ofrecer un mejor reparto”, explica Diego Ortín, quien pertenece a la tercera generación al frente de la empresa.

“El traslado a las nuevas instalaciones conllevará la creación directa de dos puestos de trabajo inmediatos, con la previsión de que se puedan ampliar de seis a ocho puestos más a largo plazo”, añade el joven Ortín, cuya plantilla de trabajadores cuenta en estos momentos con 9 empleados repartidos entre las granjas, fábrica y tienda.

Nueva tienda online

Y es que los Ortín se encargan de la transformación cárnica de sus orígenes, con la cría de animales en sus granjas equipadas con la última tecnología, el secado de algunos productos como los embutidos de ganadería porcina y de caza de ciervo y jabalí, y el escabeche de otros como perdiz, codorniz y conejo en aceite de oliva. Precisamente, esta semana se pone en marcha su nueva tienda online que para su lanzamiento regalara un embutido a todos sus clientes, para que su gama de productos, que sobre todo se venden en Aragón, estén presentes en más lugares de una forma sencilla y cómoda. “Aragón es donde principalmente tenemos nuestro mercado, aunque también vendemos en Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, Madrid, Islas Baleares… Fuera del territorio nacional, tenemos puntos de venta en algunas tiendas de Francia y Alemania. Con la nueva tienda online, será más fácil llegar a otros territorios”, concluye Diego Ortín.

Desde esta empresa artesana certificada por el Gobierno de Aragón, apuestan por utilizar las nuevas tecnologías para que los productos tradicionales del medio rural continúen dando trabajo a la población del territorio y puedan ser fácilmente localizables con unos simples clics.

Deja un comentario