Carlos Trullén: “Ciudadanos es y seguirá siendo el dique de contención del nacionalismo”

El diputado liberal insiste en dejar a los nacionalistas sin su herramienta preferida, “dejando de construir chiringuitos y estructuras alrededor de nuestras lenguas y trabajar por proteger nuestro patrimonio lingüístico”

“Cs es y seguirá siendo el dique de contención del nacionalismo en Aragón”. Así de contundente se ha mostrado el portavoz de Ciudadanos en Educación, Cultura y Deporte, Carlos Trullén, durante el debate de una Proposición no de Ley de la formación que reclamaba al Gobierno no emplear las lenguas de Aragón como instrumentos de construcción identitaria nacionalista, velar por la objetividad e independencia de la Academia Aragonesa de la Lengua como institución científica oficial en el ámbito de las lenguas y modalidades lingüísticas de Aragón; así como proteger y promocionar la riqueza y variedad de nuestras modalidades lingüísticas, evitando homogeneizar de forma artificial las distintas variedades dialectales existentes, y paralizar la puesta en marcha del Institut aragonès del català e impulsar las modificaciones legislativas necesarias para reconocer todas las lenguas y modalidades lingüísticas propias de Aragón, tal y como queda recogido en el Estatuto de Autonomía.

Durante el debate de la iniciativa que ha sido rechazada, Carlos Trullén ha mostrado su preocupación por “la deriva de las gestiones de las lenguas en nuestra comunidad”. Según el parlamentario, “en 2015, el Partido socialista cedió la gestión de nuestro patrimonio lingüístico a Chunta Aragonesista, un partido nacionalista. El regalito, a cambio de su apoyo para que Lambán fuera presidente, incluía también la creación de la Dirección General de Política Lingüística, “un chiringuito político con todas las letras, donde solo el sueldo del director general ya es el 50% de lo que se invierte en promocionar nuestras lenguas”, ha puntualizado.

“Las instituciones políticas aragonesas deben velar por la protección y promoción de nuestro patrimonio lingüístico. En Ciudadanos además entendemos que las lenguas representan valores de respeto y entendimiento”, ha insistido: al tiempo que ha sostenido que “las lenguas pertenecen a las personas, y no a los territorios. Cuando se hablan, y no se imponen, las lenguas incrementan la riqueza cultural y la tolerancia en nuestra sociedad. Para el parlamentario, “las lenguas son de todos, y no deberían utilizarse como herramienta política”.

Por último, Trullén ha pedido dejar a los nacionalistas sin su herramienta preferida. “Dejemos de construir chiringuitos y estructuras alrededor de nuestras lenguas y trabajemos por proteger nuestro patrimonio lingüístico”.

Deja un comentario