Beceite cuestiona si se debe dar el mismo beneficio fiscal a los vecinos empadronados que a los de segundas residencias

El Ayuntamiento de Beceite reitera su postura de mantener las bonificaciones municipales de acceso a los aparcamientos regulados sólo a los empadronados.

El uso abusivo de las tarjetas para poder acceder a las zonas de aparcamientos regulados ha obligado a adoptar medidas más restrictivas y a modificar las ordenanzas reguladoras para que las bonificaciones se extiendan a empadronados y nacidos en Beceite.

Los propietarios de segundas residencias se sienten discriminados y reclaman tener los mismos derechos que los vecinos empadronados.

Y la polémica está servida. ¿Hay que dar el mismo trato fiscal a los vecinos de la España vaciada que a los vecinos de las zonas desarrolladas? ¿Qué hay de cierto en las reclamaciones de los propietarios de las segundas residencias, que exigen mismos derechos por considerar que pagan los mismos impuestos?

El Alcalde, Enrique Celma, a través de una carta enviada a todos los vecinos ha explicado la posición adoptada por el consistorio y el porqué de la decisión: La Discriminación la sufre realmente el vecino que vive y paga todos los impuestos en el pueblo y no el vecino de Barcelona o Zaragoza, que pasa sólo temporadas. Hay una realidad bien distinta en la de pasar sólo el verano y la de vivir todo el año en el pueblo.

Añade el Alcalde que año tras año perdemos servicios básicos y perdemos población. El éxodo rural es una realidad y la fiscalidad positiva para la España interior es la asignatura pendiente.

El habitante de Beceite no tiene los mismos servicios sanitarios, sociales, culturales, educativos que el habitante de otras poblaciones más grandes y sin embargo tiene que hacer frente a mayores recortes presupuestarios (por la pérdida de población entre otros)

Los vecinos de 2º residencias de Beceite se manifiesta para entrar gratis al Parrizal y otros espacios naturales

Celma considera que hay que discriminar positivamente al vecino empadronado, ya que no sólo paga impuestos de gestión directa municipal (IBI, Impuesto circulación, etc.) sino que el Ayuntamiento recibe, de cada empadronado, la cantidad aproximada de 600€/ habitante; procedentes de las transferencias que realiza el Estado, la Comunidad Autónoma o la Diputación.

Por tanto no es cierto que los propietarios de segunda residencia aporten al Ayuntamiento los mismos ingresos que los empadronados y por ende es lógico que no tengan los mismos derechos.

Y es que ejemplos sobre trato diferenciado entre empadronados y no empadronados los encontramos en la gran mayoría de ciudades o en poblaciones turísticas. Así  se regulan bonificaciones para uso transporte público, acceso a centros socio culturales, acceso a hospitales, aparcamientos….

El Alcalde a su vez anima a empadronarse a los habitantes que residen mayoritariamente durante casi todo el año.

Los vecinos de segunda residencia de Beceite se manifiestan, el Ayto. responde a la situación local y decisiones tomadas

2 comentarios

  1. Se han producido abusos con los pases de segundas residencias, pero también se estan produciendo otro tipo de abusos con gente que utiliza furgonetas para subir y bajar gente durante todo el verano haciendo a modo de taxis sobresaturando el aforo supuestamente controlado.
    Desde el año pasado hacen su negocio particular y por lo que parece sin control alguno. Eso va en detrimento de las segundas residencias pero no parecen denunciarlo. ¿Quizás por que en el fondo son los mismos que manejan los «hilos»?

Deja un comentario