Aragón Existe exige al Ministerio de Transportes que rectifique la reordenación de las líneas de autobús que deja sin servicio al 20% de los municipios aragoneses

La portavoz oscense de la formación, Raquel Marco, condena que el Gobierno de España “aísle y desprecie” a 135.000 aragoneses.

Aragón Existe muestra su absoluto rechazo a la propuesta del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que reduce las rutas de la red estatal de autobuses de largo recorrido de 79 a 22 en toda España y dejará sin servicio de autobús a 151 municipios aragoneses, lo que supone el 20% de las localidades de la comunidad autónoma. El nuevo mapa concesional sólo cubrirá las líneas de las tres capitales de provincia y otros 16 municipios, lo que supone “un nuevo desprecio al medio rural de la comunidad autónoma” y “aísla un poco más a casi 135.000 habitantes”, según señala la portavoz Raquel Marco.

“Después de una nefasta política ferroviaria para los territorios de la España Vaciada, con el cierre de líneas convencionales y servicios de trenes, los nada atractivos horarios y la falta de inversión para la modernización de infraestructuras, ahora vamos a perder también servicios de transporte por carretera”, señala Raquel Marco.

Para Aragón Existe, no es aceptable este nuevo abandono por parte del Gobierno de España y que además pretenda delegar en el Gobierno de Aragón la responsabilidad del servicio mediante las 19 concesiones pendientes de adjudicación por parte del Departamento de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón y cuya puesta en marcha está prevista para dentro de un año.

Asimismo, Aragón Existe considera “inaceptable” que se aluda a términos de rentabilidad económica para suprimir cerca de 1.200 trayectos en toda la comunidad autónoma y que afecta, según datos de 2019, a más de medio millón de viajeros.  “Un Estado que dice estar abordando el Reto demográfico, que asegura apostar por luchar frente a la despoblación y por lograr el equilibrio territorial, se contradice si decide medir la viabilidad de un servicio público tan sólo en términos de rentabilidad económica. Si de verdad están involucrados con la España vaciada, deben tener en cuenta la rentabilidad social, basarse en la premisa de que todos los ciudadanos deben tener los mismos derechos, y garantizar sus posibilidades de movilidad, independientemente del lugar en el que vivan”, indica Raquel Marco. “Y más cuando el déficit de estas líneas es nimio comparado con el coste de un kilómetro de alta velocidad o de una autovía”.

Además de dejar sin parada a 151 municipios, la propuesta del Gobierno provocará numerosos perjuicios a gran parte de los habitantes de Aragón, que deberán hacer numerosos desplazamientos, transbordos y combinaciones para moverse por la comunidad autónoma. Aragón Existe denuncia que esta situación refleja un gran desconocimiento de una buena parte del territorio sobre el que legislan y plantean medidas desde Madrid. Las poblaciones que pierden el servicio con esta propuesta se caracterizan precisamente por tener un alto porcentaje de población envejecida que no tiene capacidad de trasladarse con sus propios vehículos hasta las estaciones más cercanas, Esta circunstancia los aísla todavía más y supone, una nueva traba a la que tendrán que hacer frente y que dificulta su permanencia en el territorio”. En este sentido, Aragón Existe insta a la Consejería de Vertebración del Territorio del Gobierno de Aragón a que trabaje de forma coordinada con el Ministerio para garantizar un servicio digno y de calidad del transporte público por carretera de todos los aragoneses, diseñando las líneas con el objetivo de lograr la vertebración de nuestro territorio, ya de por sí amplio y disperso. Aseguran que permanecerán vigilantes para que los horarios y destinos previstos por el Ejecutivo autonómico presten el mejor servicio en todas las comarcas aragonesas y que la administración aporte soluciones para que la ciudadanía de la España Vaciada no perdamos servicios.

Deja un comentario