Aragón avanza con la recuperación de la Memoria Democratica y destaca las buenas intervenciones realizadas en Alcañiz

Aragón y Navarra firmarán un acuerdo de colaboración en materia de Memoria Democrática.

El objetivo es avanzar en las políticas de localización, recuperación e identificación de restos de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Dictadura.

Con el objetivo de impulsar acciones que contribuyan a la reparación, dignificación y el reconocimiento de aquellas personas que fueron víctimas de la represión franquista a raíz del golpe militar de 1936, los consejeros de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, y la consejera de Relaciones Ciudadanas de la Comunidad Foral de Navarra, Ana Ollo, han suscrito esta mañana en Zaragoza un acuerdo de colaboración. El documento recoge un protocolo general de actuación entre ambos departamentos para desarrollar acciones que tengan por finalidad documentar, preservar, señalizar y contextualizar con rigor histórico las fosas que contienen los cuerpos de aquellos que perdieron la vida en el contexto señalado.
El protocolo servirá también para dar cobertura a las acciones que se impulsen para divulgar entre la ciudadanía el conocimiento de aquellos hechos históricos y de los análisis historiográficos que se han desarrollado, así como para colaborar en la transformación de los lugares donde se encuentran aquellas personas en espacios de memoria y reflexión crítica.
Otra de las actuaciones incluidas es la relativa al establecimiento de las condiciones, protocolos y criterios funcionales o técnicos necesarios para facilitar el acceso a los datos que tengan en su poder, que permitan identificar a víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura franquista.
Asimismo, se trabajará para organizar exposiciones conjuntas, eventos, coloquios, seminarios, etcétera, relacionados con la Segunda República, la Guerra Civil, la Dictadura franquista o la Transición.
Por último, ambas comunidades compartirán programas educativos y proyectos de investigación para el desarrollo de políticas de transmisión intergeneracional de la memoria.
Todas estas actuaciones se enmarcan en las respectivas políticas públicas de memoria que desarrollan tanto la Comunidad Autónoma de Aragón como la Comunidad Foral de Navarra en aplicación de la legislación aprobada por cada uno de sus parlamentos, de acuerdo con las disposiciones de derecho internacional sobre derechos humanos y los principios de verdad, justicia, reparación y garantías de no repetición.
La elevada coincidencia que existe entre ambas administraciones hace factible establecer un sistema de coordinación y colaboración entre ambos gobiernos, a través de un protocolo general de actuación, con el fin de –optimizando los recursos públicos– avanzar de manera conjunta en las políticas de localización, recuperación e identificación de restos de personas desaparecidas durante la Guerra Civil y Dictadura franquista y demás actividades de difusión y promoción del patrimonio memorialista democrático.
Actuaciones de Memoria Democrática en Aragón 2021
La Dirección General de Patrimonio cultural contó el pasado ejercicio con un presupuesto de 596.000 euros para iniciativas relacionadas con la Memoria Democrática. Se destinaron 200.000 euros a ayudas para proyectos de recuperación de memoria democrática, concretamente a actividades relacionadas con la exhumación de restos, difusión de la memoria democrática, identificación genética, celebración de jornadas, elaboración de piezas audiovisuales o diversas publicaciones, entre otras iniciativas. A este presupuesto se sumaban otros 200.000 euros para actuaciones que el Gobierno de Aragón desarrolló por iniciativa propia. Además, la Dirección General de Patrimonio Cultural recibió 196.000 euros de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática
Una de las principales líneas en las que se ha trabajado para recuperar y restaurar la Memoria Democrática son los 126.500 euros que se han invertido en subvenciones para las asociaciones memorialistas que han permitido impulsar acciones como, por ejemplo, la exhumación de una fosa común en el cementerio de Alcañiz, una serie de trabajos científicos de identificación genética de la fosa común número 2 del cementerio de Farasdués, la exhumación de Francisco Zueco Ferrer (enlace de Agrupación Guerrillera de Levante y Aragón en el Bajón Aragón zaragozano) o la difusión de los trabajos realizados en la fosa de Magallón.
Los fondos procedentes de la Secretaría de Estado de Memoria Democrática, que en algunas de sus líneas se han podido ejecutar en un porcentaje superior al 90%, han permitido impulsar trabajos de localización, exhumación e identificación de víctimas además de ejecutar iniciativas de divulgación y de dignificación de los lugares de enterramiento. En este apartado cabe citar los trabajos realizados en las fosas de los cementerios de Belchite, Farasdués, Tabuenca, Fayón, Valderrobres, Caudé o Alcañiz. Se ha desarrollado también una investigación sobre el aviador uruguayo abatido en Celadas, un estudio sobre los aragoneses enterrados en el Valle de los Caídos o la dignificación de la tumba de María Domínguez, del Barranco de la Bartolina o las fosas de Gea de Albarracín y Cella, entre otras actuaciones.

Por último, la Dirección de Patrimonio Cultural, a través de sus fondos propios, ha impulsado una serie de trabajos de prospección en diversas fosas de cementerios aragoneses, exhumaciones y estudios de ADN de los restos hallados en algunos de los emplazamientos excavados además de diversos estudios antropológicos.

Deja un comentario