Alimentar a palomas se convierte en una situación de insalubridad en la localidad de Alcañiz

El Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alcañiz ha constatado que recientes quejas vecinales se refieren a conductas incívicas tales como dejar alimentos y residuos en las calles y otros espacios públicos que atraen en gran número a animales silvestres, especialmente palomas, lo que deriva en molestias, suciedad y potenciales focos de insalubridad para las personas que residen junto a los lugares en que se concentran dichos animales. Las últimas quejas se refieren a entornos como la avenida Aragón, la calle Castellote y el cantón de Lázaro; Medio Ambiente hace un llamamiento al civismo y al respeto por la limpieza, y ruega a la ciudadanía que se abstenga de depositar en las vías y espacios públicos, sean los mencionados o cualesquiera otros, alimentos, agua o residuos orgánicos que puedan atraer a animales a consumirlos. El consistorio recuerda, en este sentido, que esta práctica está prohibida en el artículo 8, «Prohibiciones generales», de la  ‘Ordenanza Municipal Reguladora de la tenencia responsable de animales de compañía, su protección y venta, y de la convivencia entre éstos y las personas’, que establece como prohibición, en su apartado u), «el suministro de alimentos a animales silvestres, vagabundos o abandonados, así como a cualquier otro cuando de ello puedan derivarse molestias, daños o focos de insalubridad». El mismo enunciado anterior es recogido como infracción en el artículo 33 ‘Clases de infracciones’, apartado i), de la citada Ordenanza; en tanto que infracción, dicha práctica de suministrar alimentos a animales silvestres en la vía y espacios públicos alcañizanos tiene fijada, en la propia normativa ambiental municipal, una sanción de 100 a 300 euros.

Deja un comentario